miércoles, 18 de mayo de 2011

ELFINDELASFRONTERAS.COM


Esta semana se conmemoró el Día Mundial de la Internet, y una de las cosas que más llama la atención de éste ya no tan nuevo medio de comunicación es la rapidez con que nos llegan las informaciones, algo que ha permitido la eliminación de las hasta entonces conocidas fronteras físicas. Hoy es posible acompañar cualquier suceso sin importarse con las distancias ni los lugares en que esté ocurriendo.

Los sitios de relacionamientos - especialmente Facebook y Twitter – junto a los blogs se han convertido en herramientas independientes y fundamentales para poder tener más de un punto de vista de una misma noticia, pues en general los blogueros e internautas no están ligados a ningún gobierno ni a los tradicionales medios de prensas que como sabemos responden a los intereses de sus dueños y de sus patrocinadores. Eso nos permite hacer más de un análisis de lo sucedido, ya que en la mayoría de los casos la versión oficial no es la que más se acerca de la realidad.

La infinita posibilidad de expresar nuestras opiniones e instantáneamente llegar a millones de personas ya es parte inseparable de la actualidad – cómo será en el futuro - y la mayor arma para denunciar y combatir cualquier injusticia cometida por gobiernos, instituciones o mismo por personas comunes.

Es por ese motivo que los dictadores les temen tanto, y han declarado al ciberespacio y a sus ciberciudadanos sus principales enemigos, pues después de haber visto lo ocurrido en los países árabes - donde todo es más complicado por la fuerza de la religión – les resulta urgente evitar que eso se repita en sus tiranías.   

Otro punto interesante en el ciberuniverso es la nueva forma de lucha, donde se ha eliminado al tradicional líder, aquel individuo capaz de agrupar e instigar a sus compatriotas a sublevarse. Demostrándonos que en la actualidad la figura del héroe ha perdido sino toda gran parte de su valor. La falta de ese caudillo fue sustituida por las ya mencionadas redes sociales y blogs capaces de aglutinar millones de desconocidos en cualquier tipo de causas.

Sería cómico – si no hubiesen muertes - pensar que fue una simple muchacha de Harvard al terminar su relación con un Nerd, provocando en éste una inmensa rabia y deseo de venganza – nada duele más que el desprecio – el motivo principal para que el herido animal de la red crease el más popular de los sitios de relacionamientos, algo que inconscientemente lo convirtió en uno de los hombre más ricos e influyente del mundo a pesar de su corta edad. Con seguridad ni Mark Zuckerberg ni la hoy quizás arrepentida muchacha pensasen que una de las consecuencias de ese fin de romance, fuese cambiar radicalmente no sólo la forma de relacionarse de los universitarios americanos, como también la manera de luchar de los que viven bajo regímenes antidemocráticos o de los que fueron desterrados de sus países.

Decir que el mundo está cambiando demasiado rápido y que muchas veces no somos capaces de interiorizar esos cambios con la debida rapidez es una rutina de esta era posmoderna, donde el acceso a los avanzos tecnológicos es tan común que subestimamos su alcance.

Hasta la forma de relacionarnos dentro de nuestras familias ya no es la misma. Antiguamente era común los más viejos pasar sus experiencias para las nuevas generaciones. Ahora, respóndanme con total sinceridad, cuántas veces los que tienen más o menos mi edad no necesitamos de la ayuda de nuestros hijos o en algunos casos de los nietos para que nos arreglasen el ordenador que creíamos se había roto, cuando en realidad apretamos un botón equivocado.

Eso que resulta tan normal en nuestro cotidiano demuestra una vez más la infinita capacidad de éste tiempo donde la palabra moderna envejece a cada segundo, rompiendo cualquier frontera, incluso la generacional.

Por todo lo expuesto anteriormente, hoy es más importante dominar la tecnología que empuñar un arma para exigir nuestros derechos, pues lo que conocemos como futuro está al alcance de una tecla.

4 comentarios:

  1. La internet es un arma de doble filo

    ResponderEliminar
  2. Y si, es una caja de sorpresas vienen años muy interesantes e impensados, hay que prepararse.

    ResponderEliminar
  3. Si, arma de doble filo, pero necesaria, y de acuerdo con tu conclusión...

    ResponderEliminar
  4. Sigo su blog y antes que nada quisiera expresarle que encuentro un gran placer en leer sus textos, en particular los que tratan el tema del desarraigo y la nostalgia, o mejor dicho, la "saudade". Creo que gracias a la tecnología he podido pasar muy buenos ratos leyéndole. Sin embargo, en esta entrada suya difiero de su opinión. Pienso que las famosas "redes sociales", en especial facebook, están sobrevaloradas. Muchos usuarios sí comulgan con partidos políticos, iglesias, etc, y aunque así no fuera, la opinión que tienen las "mayorías" de un acontecimiento no siempre es la correcta. Además, no se necesita facebook para estar enterado de la actualidad, para eso hay periódicos, programas de radio, televisión, etc que ofrecen una pluralidad de opiniones, al menos en mi país México, así ocurre. Ojalá que facebook fuera usado para expresar contenidos complejos, pero la mayoría de la gente lo usa para colgar frases absurdas, chistes, bobadas que al final sólo hacen perder el tiempo. Esto sin contar que la mayoría de los usuarios se dedica a colgar fotos donde muestran a los demás una supuesta vida que es virtual, ideal y por lo tanto no tiene nada que ver con la realidad. En fin, un gran saludo muy mexicano y le deseo mucha suerte y que siga escribiendo siempre.

    Fermina

    ResponderEliminar