miércoles, 16 de marzo de 2011

QUÉ ES CUBA PARA TÍ


Mi comadre Carmen Berenguer está preparando un trabajo de Diplomado en Cultura Cubana y pidió para varios amigos – pocos caben en ese sustantivo - que respondiesen la siguiente pregunta:

¿QUÉ ES CUBA PARA TÍ?

Me imagino que el primer entrevistado debió ser su esposo y mi más que hermano Víctor Fowler, al que me unen lazos familiares personificado en uno de sus hijos – mi ahijado – sellados eternamente en la majestuosa iglesias católica de Santo Suarez.

Con seguridad su respuesta debe haber sido de las más profundas e interesantes pues su capacidad intelectual – a pesar de la despiadada realidad - lo sitúan indudablemente entre los mayores intelectuales con que cuenta la nación – interpreten esta palabra como nacionalidad - en la infecunda división que nos habita.

Por eso me siento muy honrado y casi obligado a responder. A pesar de saber que mis argumentos tienen desde su nacimiento la incapacidad de mis limitaciones.  

Carmen, para justificar su pregunta escribe textualmente: “Esta pequeña encuesta, voluntaria, libre y personal puede ser respondida de la manera que más les guste. Lo único que agradecería es que fuera lo más pronto posible”.

Ella llama de pequeña a esa interrogación que nos divide a más de cincuenta años. Quizás lo haga porque para el nacional que – aún – vive en la isla los problemas cotidianos lo inhiben de ver a la patria como el ente político y complejo que significa esa diminuta palabra capaz de romper mucho más que puentes literarios.

No podemos olvidar la radicalización – el verbo cierto sería desaparecer - que sufrió el estado cubano y la falsa sistémica que son los tres poderes – ejecutivo, legislativo y judiciario – con total ausencia de independencia entre sí, algo imprescindible y fundamental en cualquier democracia desde que su máximo líder dijo en su famoso discurso - divisor de aguas - en la Biblioteca Nacional para-contra los intelectuales: “Con la revolución todo, contra la revolución nada”. En esa frase ya se reflejaba la exclusión de un cuarto poder más importante que los anteriores. La eliminación permanente – censura - de la libertad de prensa.

La falta de pluripartidismo y la enraizada ausencia de la alternancia de poder dan a la nación un aire exótico e inevitablemente nostálgico – tan necesario para occidente - en un mundo donde hasta la mayoría de los países del medio oriente actualmente se rebelan contra la religión – mucho más fuerte que la política dictatorial –de sus marajás.  

Cuba mi querida amiga, es un delirio – y como tal irracional - que me persigue aunque sé que en nada se parece a aquella que solamente existe en mí. Pues el único lugar donde el tiempo se detiene es en la ausencia del destierro.

Es una lágrima inacabada la cual sólo tendrá fin en las calles que habitaron mis ayeres y que a demasiado tiempo pueblan mis anhelos. También es una puerta cerrada a ideas nuevas u opuestas a la de los que enquistaron el país con el cáncer de la política.

Pero más que nada es la madre violada, humillada y oprimida que ve a sus hijos divididos en más de una orilla y llora en silencio ya que el llanto de una mujer es el peor de los castigos.

Cuba – como nación - es la gran perdedora de un sueño colectivo que olvidó el individual de cada familia. Un lugar donde el mayor deseo de gran parte de su juventud es escapar – muchos ya lo consiguieron – y un país sin juventud es huérfano de mañanas.

Es la patria- delimitadora de primaveras - que no se inserta en la economía mundial, en parte por culpa del bloqueo norteamericano, pero no sólo por esa restricción y muchas veces – tal vez demasiadas – por la terquedad de sus ancianos dirigentes.

Cuba no cabe en una pregunta, porque esa simple palabra ya divide y nos lleva a los extremos. Martí – usado por muchos – dijo: “Dos patria tengo yo: Cuba y la noche”. Estaba en uno de sus exilios cuando escribió esa frase que hoy me acompaña.

Cuba, es la noche cálida de su clima tropical, la alegría de su pueblo  – capaz de reír de sus desdichas - que se conforman con tan poco. Nunca el estereotipo de ron, tabaco, hoteles y mulatas – en algunos casos muletas que sirve para los ancianos turistas que las acompañan – también es la oscuridad de sus apagones y la ausencia física de sus desterrados.

Cuba mi querida comadre eres tú más que yo por tu resistencia, pero también son todos los que me leen a pesar de concordar o no conmigo.

Cuba tan pequeña y a la vez tan grande. No sé si será mi mañana – cuando todo sea normal - después de tanto insistir en cerrarme las puertas que Brasil me abrió.

Cuba es aquel espacio que tanto necesito y me falta. Y para ustedes qué es.

24 comentarios:

  1. Estremece tu definición y que acompaña a la que se nos forma adentro, y no es el olor, Cuba es la mezcla de olores que me acompañan... Café recién tostado y colado en la mañana, ese que despiden los cafetos y cacaos...las cañas y el mar,siempre hay un olor que me lleva a una mañana,a esa orfandad que padezco desde la salida, a ese lado que nos duele cuando arrastran una señoras por las calles solo por pedir por sus hijos y esposo,o alguien tenga que padecer años de cárcel solo por pensar diferente o sea enviado a otro país como única alternativa de libertad, la terquedad de los saurios tirados al sol "bajo un sombrero de espanto"
    Cuba, si, ese lugar donde habitamos siempre en medio del pecho

    ResponderEliminar
  2. Cuba para mi también es un dolor que tengo a 20 años. Pepe

    ResponderEliminar
  3. Azuquita, esa respuesta tuya es genial, es tal vez la mejor que haya oído: Cuba es un delirio.

    ResponderEliminar
  4. Cuba abarca mi espiritu de pies a Cabeza,la siento y la escucho todos los dias camino sus calles y sus avenidas,yo me quedé en cuba,si haci no fuera negaría mi infancia,mi linda adolescencia,desde el primer pie que saqué de sus entrañas,me siento Culpable,una sensación de desamparo me embarga,me fuí cuando mas me necesitada estabala isla,los dejé solos,y prefrí venir a la tierra prometida que solo infelicidad me ha dado,en cuba quiero morir allá quiero pasar mis últimos años,en un pueblecito heroico donde sostiene la virgen de Amarillo que la patrona,cuando aterrizo en Cuba me vuelven los colores como los recuerdos,Cuba es mi Madre....Mas allá de otras tendencias.....,..,.Mis cenizas allá

    ResponderEliminar
  5. Coincido, Excelente por lo de: Deliro

    ResponderEliminar
  6. Se siente lo que escribes.Eso y tantas cosas más es Cuba...como dice mi compadre,ese olor a café tostado que nos acompañará siempre...para mí la imagen de la mañana neblinosa y el olor de los aguinaldos en la cerca de mi casa...ese pasado que sólo vive en mí e imposible de recuperar...mis seres queridos que ya no están y la impotencia de no poder hacer nada por los que quedan allá porque ellos mismos están paralizados de miedo y los que se atreven son tan pocos y están tan marginados...

    Un abrazo querido.

    ResponderEliminar
  7. Muy contento con todos, en mi caso preguntaria: Defineme Cuba, es termino geografico o concepcion? En caso de termino geografico, desde 1492 hasta la fecha ha cambiado mucho. Cuba como concepto, bueno es generacional. Que es Cuba, como pregunta esoterica debe ser mejor refinada pues es tu estado mental el que define solo en tiempo e impacto generacional ese termino.

    ResponderEliminar
  8. Cuba para mí es todo lo que pudo ser y no es. La patria que pudo ser y no existe para mí. La familiaridad que pudo ser y con la que no convivo. Cuba para mí se ha convertido en un dolor pero que a estas alturas entró ya hace tiempo en negación.

    ResponderEliminar
  9. Javi , no quiero repetir lo que en este texto tan bien expusiste . Si me permites una respuesta de esas que yo llamo "a mi manera ", aqui te regalo un poema , que resume también las fascetas de nuestra Cuba amada .Un Abrazo fraternal.......... "Por mi calle pasaron" (A Vladimiro Roca y a mis compatriotas en prisión por delito de opinión)
    .par Ada Voisin, dimanche 23 janvier 2011, 00:26 . Por mi calle pasaron castigando sus voces ,
    injuriando , descabelladamente a mi vecino,
    la multitud de militantes y pioneros reunidos
    para la ocación,
    que se presenta siempre
    cuando no hay mucho que hacer de constructivo.
    Mi vecino había cometido el crimen,
    irreparable crimen de estar en desacuerdo ,
    en desacuerdo con los flamantes "proletarios"
    y sus fidelidades subyugadas ;
    en desacuerdo con el aprendizaje a las traiciones ,
    y con tantas otras adorables mentiras ,
    que la lista sería interminable .
    A mi vecino lo confinaron en su casa,
    le sabotearon las paredes con frutas y huevos
    corrompidos ,
    lo privaron de lo esencial para su vida ,
    porque su horrendo crimen, era no estar de acuerdo.
    Por mi casa pasaron , durante varios días ,
    con su glorioso carnaval que te disfraza
    la identidad y el alma ,
    que en un descuido te hace la liebre del sombrero,
    y a golpe de pregones y de "salsa",
    desapareces detrás de los telones.

    ResponderEliminar
  10. Si..Javier..Cuba..la mas hermosa...mi Cubita linda,con su historia que no se olvida,es el unico lugar donde el tiempo no pasa,el tiempo se renueva,talves sea para nos avisar,que somos hijos de Cuba y seguiremos siendo...
    Abraços Javier

    ResponderEliminar
  11. Javier, profunda y personal definición que me toca. Cuba es una mezcla de nostalgia y amigos que conforman la humanidad que necesitamos para llamarle patria, mi pueblo de provincia, mis padres y familia, y lo que soy para bien o para mal como persona.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Cuba es para mi una quimera: Sueños tronchados e ilusiones que se quedaron en la nada.
    Agradecimiento a mis padres que me sacaron de alli y al mismo tiempo una pregunta sin respuesta que me taladra siempre: Como hubiera sido mi vida?
    Y el final de esa pregunta: LO QUE PUDO HABER SIDO Y NO FUE...

    ResponderEliminar
  13. Mario Miralles Sr17 de marzo de 2011, 5:18

    Para mi, Cuba, es mi ninez, mi juventud,mis estudios,la mejor oortunidad de saber quien soy,es el resultado de mi gran alegria, es amor y tambien,tu y todos, los que forman parte de mi amistad

    ResponderEliminar
  14. Para mi, Cuba es mi Patria, el suelo donde naci, donde nacieron mis padres. Cuba es alegria y tristeza, donde vivi los primeros 14 anos de mi vida, pero la llevo por dentro y hablo de ella con orgullo a todo el que quiera saber, porque quiero que todo el mundo sepa que estoy orgullosa de ser Cubana.

    ResponderEliminar
  15. Maria Isabel Palazuelo17 de marzo de 2011, 5:21

    Para mi Cuba es todo vivo orgullosa de ella de ser hija de ese pais,vivi una juventud maravillosa en ella,todos los dias la extrano pq fue la medre que me vio nacer

    ResponderEliminar
  16. Ana Maria Botifoll Ramirez17 de marzo de 2011, 5:22

    CUBA hay CUBA no hay palabras para describirla los cubanos somos de todo hacemos de todo pero lo que nadie nos puede quitar ni estando lejos de ella es el amor que sentimos por nuestra tierra BENDICIONES PARA NUESTRO CAIMAN y todos los que la AMAMOS a pesar de no estar en su suelo algun dia sera libre no importa cuando entonces volvera hacer la PERLA DEL CARIBE

    ResponderEliminar
  17. cuba, hermano, es un teorema sin solución, un viaje al centro de la pereza, o de la Nada siempre en Fiesta.
    abrazos

    ResponderEliminar
  18. Cuba para mi es el espacio donde nací entre la verdad y la mentira;entre lo lleno y lo vacio, entre tu pregunta y mi respuesta

    ResponderEliminar
  19. En esa reflexión encuentro muchas de las cosas que han pasado en todo los años de comunismo, con algunas no concuerdo pero en general me parece muy cerca de la realidad.

    ResponderEliminar
  20. Por mi parte, es una etapa de mi vida. La primera etapa de mi vida. Un capítulo. Eso es, y ESO DEBERÍA SER, solamente eso. Pero, por desgracia, es también una pesadilla. Una pesadilla de la que necesito salir, y una pesadilla que debe imponerse a su propia condición y convertirse, no en sueño (basta ya de sueños) sino simplemente en despertar a una vida normal, lógica, humana, con todas sus ventajas y desventajas.

    ResponderEliminar
  21. Maria Elena Escalona19 de marzo de 2011, 8:01

    Cuando me enfrento a esta pregunta, me viene a la memoria ese verso de Borges que dice… ¿Hubo un Jardín, o fue el Jardín un sueño?...
    Cuba es ese lugar mio tan otro. Es la memoria de unos días que tejieron por igual la dicha y el dolor , espacio donde descubri que el fuego y el hielo queman por igual.
    Isla que añoro y también ignoro para soportar su insolente felicidad. Lugar donde la utopía se convirtió en cinismo y expulsó a sus hijos como apóstatas
    Cuba también es la distancia a la que estoy de ella, ese mito con el que convivo, aún alejada de su geografía.
    Es una memoria impura, es eso que he perdido para tenerlo siempre.
    Es también todas las personas que me han querido y olvidado.
    Casa, calles, paisajes, recuerdos que me hicieron saber que el absoluto de la libertad es la soledad.

    ResponderEliminar
  22. Martha Moller-Dieppa20 de marzo de 2011, 7:31

    Cuba es mi patria, yo soy cubana, y aunque lleve 30 anos aqui lo seguira siendo, y tuve que dejarla porque no supimos defenderlas, pero por bueno que esto parezca , como tu Patria no hay nada. "30 anos descriminados , aunque naturalizados que triste es el son que canta mi desmembrada generacion" 30 anos de puro exilio , de extranjero domicilio

    ResponderEliminar
  23. Puerto Principe Camagüey20 de marzo de 2011, 7:32

    Lo máximo.

    ResponderEliminar
  24. Cuba es aquel rio Yara: “Donde dulce fresca y clara se desliza la corriente”. El que exploraba como un a mundo salvaje: “Donde brilla el sol ardiente de nuestra abrazada zona/ Y en el cielo hermoso corona / La selva el monte y el prado”. Cuba es mi primer desafío, amor y conquista. Es la Sierra Maestra siempre al alcance de la vista. Siempre más majestuosa que maestra.

    Cuba es mi pueblito polvoriento y amigable. Donde me cuentan que desnudo recorría las casas de los amigos de mi familia en busca de conversación y simpatía. De aquellas, mis primeras aventuras sociales, nunca esas divertidas amistades podrían remotamente imaginar que hasta hoy guardo en el corazón sus gestos amables, sus ternuras y sus risas.

    Cuba son mis amigos de juventud, atormentados por los avatares de la vida. Los imborrables compañeros de juegos y travesuras que perdieron su mirada de inocencia y alegría. Hoy recuerdan el pasado con nostalgia. Y con tristeza lo que queda del mañana.

    Cuba es aquel hombre fornido, justo y amigo que fue siempre mi padre desde que acurrucado en la cama veía sus espaldas como muros protectores inexpugnables. Aquel hombre de ojos penetrantes, nobles y extraños que parecía adivinar la sustancia de las cosas. Es aquella madre bella, amorosa, inagotable, idealista y valiente, dispuesta a todo por nosotros y por la patria.

    Cuba es amor y deber. Amor por lo que me ha dado. Deber por todos aquellos que dieron parte o toda su vida para que la nuestra fuera mejor.

    Cuba es cada cubano dondequiera que esté, con sus sueños y defectos. Porque cada uno sumado a la historia, a las montañas y a los llanos, a los ríos y a los mares hacen de la isla la patria de todos.

    Cuba es esperanza, fe y alegría. Eso es Cuba para mí.

    ResponderEliminar