lunes, 7 de junio de 2010

AUDRY GUTIERREZ ALEA



EL POETA MALDITO

(Al balsero desconocido)

Nos dejaron un olor en las ventanas,
En los cuadernos.
Sus notas en las paredes,
Nos recuerdan que estuvieron aquí.
Reposaron en las camas de fuego
Y mandaron sus linternas,
a buscar una cumbre distinta.
En las profundidades no alcanza
el odio a perecer.
¿Adónde va con todo este oro?
Embriagado en las noches.
Si fueron sus familias,
dientes perdidos,
amarrados a la arena.
Conmemorando la aventura
de alguna virgen vista.
Sol, sol, sol, sol.
Pegados los pensamientos a las rocas.
Convidados a una danza olvidada.
Pero los vivos nunca juegan
a devolverlos sueltos de ataduras.
Los dan enteros
a la boca de Neptuno.
Y vacilan sus ojos
que flotan como el hielo;
en sus risas de alabastro
Con las frentes dormidas.

ABRIL 1996

Las nubes repartían el cielo.
Avanzando, avanzando.
Y aquí éramos un pedazo de músculos.
Una página abierta.
Hasta que la foto anterior pasó.
Aunque la guardo
en otra tentativa de nube que veo.

LAS ROSAS

Una nostalgia por los vivos.
Por los vivos de la tierra.
En las vasijas,
en los humos,
en la pesca del Pargo
en la caza de cangrejos Moros,
en las rositas.
En mi madre y Ochún.
En las muchas iglesias
que visitó antes de irse.
En el otro destino
de los iracundos.
En los posibles disidentes que somos.
En entrar, en salirse.
Teniendo como víctima, a la vuelta;
al regreso.
A esas personas
sin polvo en los ojos,
ni brillo que los lustre.
Un poco descansando, de sus cuerpos mansos,
que se quedan unidos al paso.
Y no pueden moverse
porque son de cielo
y de estrellas lúcidas
en la paz de sus días.


Audry Gutierrez Alea. Amo el arte, la música, la literatura. Me rió de mí misma y aunque no me gusta hacer el ridículo me hace gracia acordarme de las veces que lo he hecho. Actriz de carrera y de profesión. Mis hijos y mi familia son mi norte y mi sur y si hay un amor que me espera y me acompaña soy feliz. Amo la naturaleza y los viajes, el cine y sus creadores me inspiran. Nací en la Habana, Cuba en el mes de noviembre de 1970. En esa época se soñaba con la zafra de los 10 millones y creo que fui parte de un sueño por eso nací, el sueño del amor no el de la zafra, por suerte sigo viva para contar historias y me atrae la idea de crear donde no hay nada, donde quedan polvos de escombros. Gracias a Javier por permitirme éste encuentro con sus lectores y que sea el comienzo.

7 comentarios:

  1. Gracias, Javier, por permitirnos estos encuentros (cercanos) con los amigos, los conocidos, los cubanos, los poetas, los de afuera, los que se fueron, los que aman, los inolvidables, los que escriben, como hoy leo aquí en este post con Audry, a quien alguna vez conocí cuando La Habana era entonces una esperanza maldita-

    ihos-

    ResponderEliminar
  2. me encanto todo! felicitaciones Audry

    ResponderEliminar
  3. Juan Carlos Recio8 de junio de 2010, 12:06

    Bellos textos, apenas ahora alcanzo a entrar a facebook, gracias a Escombros por seguir acercandonos.

    ResponderEliminar
  4. Audry, sabía que lo que iba a encontrar de ti me iba a gustar, desde siempre... no falla. Es bueno saber de ti de nuevo. Cariños

    ResponderEliminar
  5. Prima! Sabes que mi español no es el mejor pero me encantaron! Eres un talento. "Las Rosas" is pure verbal magic. Much love.

    ResponderEliminar
  6. BELLA LIRICA, ENVUELTA EN UNA NUBE DE NUEVOS VERSOS MUY A LA VANGUARDIA...TALENTOSOS TEMAS QUE SE ENRIQUECEN EN CADA ESTROFA...SI, ERES UN EXCEPCIONAL, AUDRY....TE AUGURO MUCHOS EXITOS, POETISA REAL!!!!!!!!!!!!!
    (MARIA DE LOS A. MIRO)

    ResponderEliminar
  7. Primero una pregunta, es "Al fin, el mar" o "En fin,el mar". Segundo, tal vez sea un aún mejor guión el que da cuenta de las circunstancias y fuerzas que imponen a toda un pueblo a vivir paupérrimamente, pero con una dignidad y humanidad en otros pueblos desconocidas.

    ResponderEliminar