lunes, 26 de abril de 2010

NORMA QUINTANA


Persistencia de la imagen

Convoca una imagen

a regresar la finísima arena

donde se deslíe, silencioso,

el fin del sueño que somos.

Sombras en la niebla extienden sus brazos

y apenas se rozan un breve segundo

antes de esfumarse.

Atrapar la imagen:

recuperar, estremecidos, el instante alado;

sentir, cremoso, el olor de la fruta;

volver al duro sopor de los caminos,

vagabundos del tiempo,

esa barrera de polvo lunar.

Trae, la fugitiva,

repentinos escorzos de un mundo feliz

sonrisas y gestos

abrazos en el muelle de un puerto

olvidado

y vuelto a recordar al roce de una canción.

Y en esa melodía, no sabemos cómo,

viene el yo que fuimos

un día de agosto junto al mar:

una piel transitada por el salitre

y el viento;

un canto lanzado contra las rocas,

libre y poderoso;

mientras, en oro encendido

entre las nubes,

goteaba el mediodía pájaros de un rojo sangriento.


Nocturno

El viento se desliza, ronda las puertas

sin ser escuchado.

Canta su voz un sueño que trae desde lejos los rostros perdidos.

Rendida ente la luz, la ciudad se agolpa bajo notas estridentes,

baila una danza para quienes no advirtieron los presagios.

Junto al agua indecisa, el ser rezagado, en pesadumbre,

acuna pedazos de su canción

descifra los hilos de la muerte.


Saeta

Flecha en el cielo,

la gaviota pasa.

Deja su grito

bordado entre los oros

huérfanos de la tarde.

Norma Quintana Padrón, Pinar del Río, Cuba. Licenciada Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad de la Habana. Ha publicado una extensa obra de investigación literaria. Poemas suyos han aparecido revista, periódicos y antologías en Cuba y en el extranjero. Actualmente reside en México.

11 comentarios:

  1. Oye, Norma, qué buenos poemas éstos...

    ResponderEliminar
  2. A mi tambien me gustaron.

    ResponderEliminar
  3. Lindos, Normi, como aquellos que leí por aquellos 90, pero mas fuertes y serenos.

    ResponderEliminar
  4. Son parte de un libro que todavía no está terminado y probablemente nunca lo esté, porque las musas me visitan muy poco, con lo atareada que siempre estoy para sobrevivir!

    ResponderEliminar
  5. Me sumo a los buenos comentarios, al roce de una canción...Gracias

    ResponderEliminar
  6. Sí bellos textos, no conocía a la poeta, gracias javier por compartirlo

    ResponderEliminar
  7. Normi, qué bueno que nos compartes algunos de tus poemas.
    Me gustaron mucho. Besitosssssssss

    ResponderEliminar
  8. Lindos poemas...gracias por publicarlos y a Norma gracias por compartirlos.!Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Norma, me da gusto leer poemas tuyos. La verdad es que no sabía que escribías poesía y lo hacías con tu usual claridad y lucidez. Felicidades.

    ResponderEliminar
  10. Javier, mil gracias por este regalo.
    Normilla de mi alma, escribo este comentario lleno de dicha por ser tu amigo. Sabes que admiro la belleza, las verdades y el buen hacer.
    Omar Mederos

    ResponderEliminar
  11. No conocía su poética, me ha gustado mucho, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar