lunes, 5 de abril de 2010

ALMELIO CALDERÓN FORNARIS


TENDRÉ QUE MORDER UNA ESTRELLA.

De alguna forma yo tendré que morder una estrella
un silencio
poder hablarle de las palabras de los caracoles
que se posan en las nuevas gargantas de los hombres
para que las vocales no salgan torcidas
no con miedo
ni con forma de máquina ordinaria.
De alguna forma yo tendré que morder un Aleph
un papel
una piedra
un pedazo de camino con sus sombras
y sus papalotes de caprichos
una mirada
y una melodía que acompañe a los gatos
cuando piensan en cazar en la noche
De alguna forma yo tendré que morder una espina
una luz
un tiempo
a la misma mordida
de alguna forma yo tendré que morderme
no sé
porque el aliento no fue suficiente.


INFANCIA.

A no sé cuántos años
de la caída de mi carne
pedazos de lágrimas
gritan
por una esperanza
que prefirió morir un poco más tarde.


DIALÉCTICA.

Los que quieran saber la historia
que sepan la historia.
Los que quieran aprender a saltar
que aprendan de saltos.
Los que quieran decir que su corazón
es de arena que lo digan.
Los que quieran decir como Anaximandro
que el hombre nació de un pez
cuidado con los pescadores -.


Todos los poemas forman parte del poemario “Antología Poética” , La Cierta Sucesión de las Cosa” (1982 – 2004), Fragmento Para un Caballo del Aire(1982 – 1985)


Almelio Calderón Fornaris, La Habana, 1966. Ha publicado: Fragmentos para un caballo de aire (Ediciones Extramuros, 1987), Las provincias del alma (Letras Cubanas, 1992). Actualmente reside en España.

6 comentarios:

  1. Me gustó, si señor, un placer. Saludos para ti y Azuquita

    ResponderEliminar
  2. Maria Isabel Raga Prunes5 de abril de 2010, 17:14

    Me hace feliz leer a Almelio Calderon,gran persona amante y defensor en el exilio de su amada Cuba y por encima de todo escelente e incondicional amigo.Gracias Javier

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso y para mi desconocido poeta. Felicidades señor Almelio.

    ResponderEliminar
  4. gracias por la poesía, Javier. Tampoco conocía a Almelio Calerón...

    Recibe mis saludos desde los mangos,

    ih

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos esos textos de Almelio, un poeta de lo que yo diría: la generación pérdida. Un poeta que había olvidado y me alegra re-encontrar.

    Gracias Javier!

    ResponderEliminar