miércoles, 7 de abril de 2010

1º ANIVERSARIO DE ESCOMBROS HABLANEROS

Un año atrás en éste mes inauguré los Escombros en una tentativa de ajustar las cuentas con las ruinas de mi pasado, coloqué inúmeros textos-catarsis (quizás sean lo contrario) que guardaba en esa parte que escondo y protejo porque es sólo mía. El único lugar donde verdaderamente soy, ninguno fue programado y no seguí un guión específico. La mayoría describen lugares de mi ciudad (aún es mía aunque ya no sea la misma), que tal vez ya no existan o que hayan perdido el significado que me inspiraron y estados de ánimos (que es algo que siempre estará en ventaja con los modos gramaticales) que mezclé con la actualidad y con ese lugar inhóspito que todos tenemos, y que algunos llaman de consciencia. Conseguí en parte deshacerme de lo que quedó abierto o de lo que inexorablemente no podré cambiar. Comprendí que eso que los académicos llaman de pretérito y los apreciadores de versos de nostalgia es siempre más fuerte. Aprendes a vivir con ella, a disfrutarla como lo que es, algo que no volverá a ser pues el reloj no retrocede y el almanaque no para o la dejas allí donde no pueda dolerte.
Recuperé amigos que sobrevivieron a la distancia. Algunos ni eran tan cercanos como son hoy, y debo decir que fue una sorpresa agradable saber que el péndulo no paró nuestra relación. Que los mapas con su cruel geografía no impidieron unirnos más, agruparnos en esa diáspora que es mi generación, ayudándonos a destruir el mito del tiempo perdido y demostrando que los puentes son posibles aunque el concreto no pase de un simple teclado de computadora. Otros que siempre vivieron al sur de mi garganta en aquellos tiempos duramente humano como ya dijo el cantor se alejaron, tal vez por miedo al pasado o porque el ahora es aún más difícil y no admite melancolías. También aparecieron nuevos y ya imprescindibles hermanos que todavía no he tenido la suerte de abrazar, pero que irremediablemente lo haré en algún momento de eso que está porvenir y que ya nos pertenece.
No sé ni quiero saber cuál será mi próximo texto, prefiero seguir descubriendo el encanto de las palabras y la satisfacción de tenerlos a todos ustedes ahí al alcance de un sentimiento convertido en vocablo. Cuelgo a modo de reflexión el primer artículo con el que inicié mi restauración y les doy las infinitas gracias por colaborar con la reconstrucción de una quimera.

SOMBRAS EN LA MEMORIA

Son varios los motivos que me llevaron a crear este blog, estoy a 12 años fuera de Cuba más específicamente de La Habana, esa ciudad maravillosa. Cuando se lleva tanto tiempo fuera de su cultura, de su idioma, se siente que una parte de uno muere lentamente a cada día que se levanta y se escucha buenos días en otra lengua. Hace un tiempo descubrí que tengo que buscar defensas para no olvidar quién soy, de dónde vengo, porque eso es lo que quieren que hagamos los que estamos lejos de la isla. Recuerden que el olvido no es más que un perdón silencioso, algo que no quiero ni puedo darme el lujo, soy ante todo un legitimo Hablanero, alguien que amanecía con el estomago pegado en la espalda y el hambre de ayer en la mochila, pero con un mar (L) inmenso antes sí, con muchos significados porque cuando se nace rodeado de agua espejo del cielo no tenemos otra salida a no ser esperar por el salvamento, ya que en toda historia de naufragio siempre hay un rescate.Descubrí que sino comparto mis fantasmas con alguien, mismo que ese alguien sea una fría pantalla de computadora me volvería más loco de lo que ya estoy, la lejanía no me deja ver que lo años pasaron, sigo esperando la guagua número 16 (toro) que me llevaba a la Habana Vieja, cuando todavía no era hoy, pero eso ya no importa. Ahora los escombros tienen otros significados, no son más que pedazos de algo (ideas, muros, privilegios) que se resisten a caer, y la literatura es parte de eso porque estando mismo fuera de la isla algo de lo que escribimos está todavía allí, es sólo leer a Cabrera Infante para percibir que nuestros escombros se esconden debajo de nuestras ropas, atrás del nuevo idioma cuando atendemos el móvil, diferente de las ruinas materiales que preñan nuestra Habana. Escombros porque me robaron los amigos de ayeres y junto con ellos los sueños de vivir y respirar cerca del mar, esta vez sin L.

17 comentarios:

  1. Hay, felicidades por este aniversario.... Buen Aniversario!! Difícil mantenerlo por un año, verdad? Pero ahí vamos...

    saludos desde los mangos,

    ih

    ResponderEliminar
  2. FELICIDADES y que vengan muchos más escritos.

    ResponderEliminar
  3. MUCHAS FELICIDADES AMIGO, ESPERO SEGUIR LEYENDO ESTOS LINDOS ESCRITOS POR MUCHOS AñOS...
    BESOS, CUIDATE.

    ResponderEliminar
  4. Juan Carlos Recio7 de abril de 2010, 11:46

    Felicidades

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades por este primer año de Escombros ya no se bien si habaneros o hablaneros.
    Javi te deseo todo lo mejor del mundo en esta magia de decir y que los escombros cumplan todos los años que necesites para levantarlos.
    Muchos besos y abrazos desde el corazón.

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades, hermanito. Sigue p'alante!
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades amigo querido!Dios te siga dando la inspiración para que tus escombros cumplan montones de años más...Gracias por endulzar nuestra nostalgia con la palabra precisa...!Dios te bendiga!Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. FELIZ ANIVERSARIO!!!

    ResponderEliminar
  9. Happy Anniversary!
    Te mereces el mundo por darnos lo mejor en cada escombro. Te lo dice una que nacio en La Habana pero que es Santiaguera precisamente por recordar esos "escombros" de su pueblo, de su barrio y de su gente...
    Gracias amigo!
    Besos para ti. Vivian

    ResponderEliminar
  10. Muchas Felicidades!!!!!!!!!!!!Besitossssssss

    ResponderEliminar
  11. Alexis Flores Perez8 de abril de 2010, 7:39

    Javier,Felicitaciones por el 1 aniversaro.

    ResponderEliminar
  12. Javier...hay siempre un motivo para entrar y sentirte junto a tantos desde tus Escombros...y me regocija el poder tener la oportunidad de recrear y palpitar con emocion ante tus vivencias y testimonios y despues en esta soledad del emigrado reflexionar sobre la grandeza de la cubanidad...mia, tuya y de las musas. Valeu meu caro compatriota...so e esperar pelo dia em que as correntes quebrem...e nos de pranto cheio abrazar a liberdade...Ah senhora liberdade abre tuas asas sobre mim...e sobre meus irmaos ( como diria o grande sambista e escritor Nei Lopes )...Obrigado meu querido Javi pela valentia e a persistencia...Parabens!!!

    ResponderEliminar
  13. Felicitaciones por el añito.

    ResponderEliminar
  14. Hola Javier un abrazo y espero que estes mejor, ahora soy tu seguidora espero que tu me sigas a mi..
    besos desde Chile

    ResponderEliminar
  15. Claro que lo haré Gianinna es un placer.
    Abrazos,
    Javier

    ResponderEliminar