miércoles, 24 de marzo de 2010

QUIÉN LE TEME A LAS PRIMAVERAS

Con los Diputados José Carlos Alelulia, Paulo Bornhausen y Carlos Rafael Jorge Jiménez, representante del MCL en Brasil

La semana pasada sentí la soledad del mundo en mis hombros, cargué el miedo (claro que lo tuve, y no fue poco a pesar del apoyo virtual de los amigos nada virtuales) junto con la responsabilidad de enfrentar a la tiranía. Colaboré con Carlos Rafael Jorge Jiménez, representante del MCL en Brasil en la organización de una manifestación pacífica (soy contra cualquier tipo de violencia) a favor de los presos políticos. Sería algo normal y con seguridad tendría el apoyo de todas las sociedades y gobiernos democráticos sino se tratase de Cuba, divisora de mares o de males pues lo único que ha conseguido dividir la tan cacareada revolución es una abundancia de la carestía y una escasez de derechos civiles.
Me cerraron muchas puertas en la cara en esta época de absurdos bolivarianos, pues soy un animal raro, casi en extinción; respondí a cada mutismo con una sonrisa, pero mi suerte cambió cuando llegué al parlamento brasileño. Allí recibí el apoyo del Diputado José Carlos Aleluia –DEM – BA, él cual me llevó a su pleno donde denuncié la situación de los prisioneros de consciencia cubanos e invité a quien quisieses participar de la manifestación que se realizaría al día siguiente frente a la embajada cubana exigiendo respeto a los Derechos Humanos y conmemorando el 7º Aniversario de la Primavera Negra.
Haciendo la denuncia en el Pleno de la Camara Federal
Lo hice no como cubano-brasileño y sí como amante de la libertad y democracia, es lo mínimo que puedo hacer para desmentir a la dictadura, para demostrarle que el silencio y complicidad de los gobiernos puede y debe ser roto con el grito de los inocentes. Dio cierto mi llamado pues los Diputados Federales Gustavo Fruet – PSDB – BA; Vanderlei Macris – PSDB – SP; João Almeida – PSDB – BA, Raul Jungmann – PPS – PE, Paulo Bornhausen – DEM – SC y el ya mencionado Aleluia comparecieron y dieron sus voces a favor de los pequeños, compartieron mi grito (que puede o no ser el tuyo, pero que con seguridad es de los que no pueden ejercer ese derecho en la isla). Como es costumbre de la dictadura hubo agresión física esta vez encima del Diputado Aleluia, por parte de alguien (alguien es la nada sin rostro) que no sabe de democracia, que no es cubano, pues su portugués sin acento le denunciaba la nacionalidad, debe ser un estudiante de algunas de esas organizaciones estudiantiles y que por su corta edad no tuvo y espero que nunca tenga que enfrentar una dictadura, pero que con ese entusiasmo juvenil se deja reclutar y ser usado por los CDR de Brasilia para defender algo que desconoce. Pido disculpa a su excelencia por esa violencia injustificada y hago publico aquí mi agradecimiento a esos dignos parlamentares en nombre de todos los cubanos que sueñan con una patria libre del flagelo comunista.

Agradeciendo al Diputado su apoyo y solidaridad
Mi deambular por los bastidores de la protesta me permitió valorar aún más el valor de los que desde adentro hacen mucho más con mucha menos seguridad. Hablo de aquellos héroes que no pueden ver los amaneceres ni desde atrás de las rejas, y me cuestiono el nombre de “Damas de Blanco” en realidad son “Damas de Titanio” indoblegables y corajosas como Mariana, resistiendo a las embestidas de una fiera agonizante y consciente de que el fin está próximo.
Percibí que ser isleño se escapa de la política, haber nacido y vivido durante gran parte de mi vida en un espacio limitado no sólo geográficamente, rodeado de agua que no es más que la nada vestida de espuma. Allí donde aún se prohíben libros y solamente se cultiva el miedo y el odio que nos acompañan mismo después de estar bien lejos, en cualquier parte donde la libertad es.
Pero nada me perturbó más que ese sentimiento con nombre de mujer con el cual inicié esté texto, todo era desierto en mí y no culpo a nadie, soy el responsable por los muertos de mi desolación, por los fantasmas en forma de palabras que no me abandonan, por lo que se marchitó en estos años de no dejar de mirar el naufragio. Hoy me preguntó si era necesario o no experimentar eso, poco importa la respuesta cuando de mis ojos sólo cayó arena en esas madrugadas donde mi mayor deseo era estar en otra isla también húmeda (ya saben, isla es un sustantivo femenino y la humedad interior de una mujer es el mejor de los reposos) y un poco más fría.
Cuando deseamos algo con tanta fuerza la distancia se convierte en una peligrosa navaja, cómo calcular cuántos kilómetros de deseos me separan de la realidad. Es necesario un equilibrio mayor que aún busco y que puede estar o no más cerca de lo que conocemos como separación en su sentido literal para no caer en la trampa que nos tiende un sueño no realizado. La ansiedad duele más que un disparo, es una auto-tortura, e imaginamos que somos capaces de vencerla pero descubrimos que viaja a una velocidad superior a la nuestra.
A poco tiempo atrás decidí vivir la dimensión de futuridad en su plenitud, compartiré lo poco que tengo (nada más allá de mis palabras y un deseo inmenso de ser mañanas), pensaré que siempre habrá un puerto para alguna nave a la deriva, una isla que te salvé del naufragio o quizás sea lo contrario por poco tiempo pues Goliat ya tiembla al saber que mi onda que es la de 11 millones está lista para ser usada aunque quiera Dios que se restablezca la armonía tan necesaria a la nación con el dialogo como solución.
Ha llovido muchas soledades sobre mis 46 años, sé de tormentas y ciclones que no me impiden salir una vez más a correr. No esperaré el fin del aguacero pues de esperas ya estoy cansado y porque creo que mañana que es lo más cercano del futuro saldrá el sol.

13 comentarios:

  1. Felicidades Azuquita, estoy muy orgullosa de ternerte como amigo.

    ResponderEliminar
  2. Corajudo, si estimado Azuquita. El tema tiene muchas líneas divisoras, unas visibles otras no tanto. Cuando se tensionan caen las máscaras.
    Lo rescatable de ese vacio, de esa soledad digna que alimentan tus palabras es que vienen desde tu verdad que es la de muchos, aunque hoy la multitud esté en algunos pocos amigos. Fe, la marea es así, engañosa, a unos los hunde, a otros, como en tu caso, los alza.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los tres que desde siempre habitan en mí.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez me gustan más tus textos y siento orgullo de haberte conocido en la casa del joven creador.

    ResponderEliminar
  5. Se de tu valentía, de tu entereza, de tu lealtad, de tu pasión.
    Estoy muy orgullosa de ser tu amiga, pero eso ya lo sabías.
    Un beso desde el corazón.

    ResponderEliminar
  6. VIVA CUBA LIBRE.
    José un cubano de Japón

    ResponderEliminar
  7. Gracias Javier....sigo mirando tu blog....me llena de orgullo d tan maravilloso talento recuerda que de esta, parte del mundo te he aprendido a querer.....Arelis

    ResponderEliminar
  8. Ignacio Villavicencio27 de marzo de 2010, 17:08

    Javier, cuando desandabamos las esquinas de Brasilia, buscando aprender a sobrevivir como extranjeros y cuando navegabamos las noches nostalgicas de la ciudad con el pecho apretado, por la falta de amor patrio y por la ausencia de tantos abrazos que dejamos pendientes en La Isla...nunca imagine que dentro del aquel hombrecito simple, artista, profesor humilde, y coloquial amigo de contiendas (recuerdo los dias de Armandao ), se escondia un valiente y confesor guerrero Mambi. Hombre de letras como nuestro Apostol y firme y exacto en la toma de decisiones necesarias, justas y a tiempo de enfrentar la opresion y represion contra lo que nos duele...y que solo nosotros los cubanos entendemos mejor que cualquier otro humano en caso similar.Mi respeto, consideracion y solidaridad por sumarte a tan noble causa. No deseperes y desanimes. Veremos primaveras con luz...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Mi querido Ignacio, me siento muy orgulloso de que pienses así de mí. Muchas gracias y hasta nuestras próximas andanzas en esta aldea global. Abrazos.
    Javier

    ResponderEliminar
  10. Javier es importante hacer todo lo posible por manifestar nuestro dereco a tener patria, resumo tu blog con frases de Marti

    “La patria tiene hoy una gran necesidad, y es desertor el que no acuda hoy mismo a ella.”

    “Prefiero ser yo extranjero en otras patrias, a serlo en la mía.”

    Espero que tu blog sea eterneo, hoy en el exilio mañana en nuestra patria

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Gracias Mario y ojalá tus deseos que son los mío se hagan realidad lo más rápido posible.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, siento orgullo de una estirpe que no ceja, Gracias a esos Diputados que saben de Democracia y lo que significa su castración y dan su solidaridad... y Gracias a ti Javier por la publicación....

    ResponderEliminar
  13. Bravo mi querido hermano... tu palabra es lanza... ! Magnifique !

    ResponderEliminar