lunes, 15 de marzo de 2010

PERSONALIDADES BRASILEÑAS

TARSILA DO AMARAL
Tarsila do Amaral nació El 1º de septiembre de 1886 en la hacienda San Bernardo, municipio de Capivari, interior de la Provincia de San Paulo. Es indiscutiblemente, una de las más importantes artistas plástica de Brasil. Podemos decir que supo encontrar las mejores soluciones para lo que tal vez sea el mayor dilema del arte brasileño contemporáneo: la difícil combinación entre las nuevas informaciones y las tradiciones advenidas del arte europeo y del ajiaco cultural brasileño, principalmente en lo referente a la expresión popular. Tarsila tuvo una solida formación académica. Empezó sus estudios en San Paulo en El Colegio Sion y los completó en Barcelona, España; donde pinta su primer cuadro, “Sagrado Corazón de Jesús”, a los 16 años. Se casa en 1906 con André Teixeira Pinto con quien tiene su única hija, Dulce. Se separa y empieza a estudiar escultura en 1916 con Zadig y Mantovani en San Paulo. Posteriormente estudia diseño y pintura con Pedro Alexandrino. En 1920 viaja para Europa con el objetivo matricular en la Académie Julian en Paris, allí frecuenta el atelier de Émile Renard. En 1922 una tela suya es admitida en el Salón Oficial de los Artistas Franceses. Ese mismo año regresa a Brasil y se junta a los intelectuales del Grupo Modernista, formando parte del “Grupo de los cinco” al lado de Anita Malfatti, Oswald de Andrade, Mário de Andrade y Menotti del Picchia. En esa época comienza a enamorar con el escritor Oswald de Andrade, con quien se casaría en 1926, y se divorciaría en 1930. Aunque no participó de la “Semana del 22” se integra al Movimiento Modernista que surgía en Brasil. En Europa continuó sus estudios académicos, lo que no le impidió reforzar la singularidad de la cultura popular brasileña pues pensaba que esa cultura seria reinterpretada y redescubierta por el Modernismo Brasileño, del cual era una pieza fundamental.
Fue una artista muy consciente de su importancia en el Movimiento Modernista y de la inserción de su obra en el panorama brasileño de las artes plásticas. Formó parte de la vanguardia intelectual y artística de la época, cultivando una fuerte amistad con el intelectual franco-suizo Blaise Cendrars.
En 1928, pintó el Abaporu, nombre dado por Oswald y por el poeta Raul Bopp. Esa pintura inspiraría el movimiento antropofágico, el más importante culturalmente de la década del 30, vinculado al Modernismo y encabezado por Oswald de Andrade. En 1933 pinta el cuadro “Operários”, dando inicio a la pintura social no Brasil. En esa época pasa a vivir con el escritor Luís Martins por casi veinte años, de mediados de los años 30 a mediados de los años 50. Entre 1936 y 1952 trabaja como columnista en los Diarios Asociados.
En 1950, Sergio Milliet organizo una retrospectiva de la artista en el Museo de Arte Moderna de San Paulo. En 1951 participa de la I Bienal de Arte de San Paulo, y en 1964 de la XXXII Bienal de Venecia. En 1969 el Museo de Arte Moderna de Rio de Janeiro inauguró una gran exposición de su obra: 50 Años de Pintura.
Considerada un genio de la pintura brasileña a pesar de haber pintado poco, creó obras de expresión inigualables para el arte moderno nacional. Falleció en San Paulo el 17 de enero de 1973.

Algunas de sus obras:

O Abaporu

A Negra

A Bailarina
A Lua
O Sol

O Ovo ou Orutu

Morro da Favela

A Gare

Operários

6 comentarios:

  1. Debió ser una extraordinaria mujer, gracias Javier por darla a conocer.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó lo que estoy viendo, sobre todo los 7 primeros que aparecen aquí. Por lo que narras de su vida, Tarsila de Amaral fue una tremenda artista, hay quitarse el sombrero.
    Mira tu, la dueña de una de las casas en que vivi en Río de Janeiro es de apellido Amaral de Andrade y era profesora de pintura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Dime Rafa, quién sabe no eran familia. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Genial esposición de Társila, que indudablemente influenció a muchos de los pintores transgresores aportando tecnica expresión y evocación.Sin lugar a dudas creó escuela y punto de referencia.Su trayectoria ha sido reconocida en cualquier centro de estudios del mundo.
    Los cuadros que espones . son muy interesantes delatando el talante de su proposito.
    Isabel Raga
    Gracias por este documento Javier.

    ResponderEliminar
  5. Javier, ya tampoco la conocía, pero me gusta mucho ese estilo, ese arte moderno... Gracias por la fusión del arte y la literatura del Brasil, ese que en Cuba conocemos a través de las telenovelas que desde 1986 vimos-vemos, y por las situación en que la isla se mueve.... Saludos

    ResponderEliminar
  6. Javier,..muy bueno tu vicion sobre la obre da Tarcila de Amaral.....

    Abraços..

    ResponderEliminar