miércoles, 11 de noviembre de 2009

IDEOLOGÍA ENDEBLE Y MUROS SIN FUTURO

Hoy quiero recordar aquella ciudad ultrajada por los violadores de mujeres indefensas cuyo único crimen es escribir lo que piensan, como si fuese posible olvidar que contra la voluntad de muchos sigue siendo tan mía como cuando andaba sus calles entre canciones y poemas salidos de un caserón enclavado en la avenida del puerto y que hoy es guarida de Baco.
Privilegio de extranjeros que van a ver como un sistema puede convertir a una de las más bella capitales, que otrora fue llamada “La Perla del Caribe” en un museo de ideologías obsoletas con la mayor flota de carros antiguos circulando entre las clásicas ruinas que denuncian un pasado que no perdona y mismo así no comprenden como sus habitantes se niegan a entristecer y aún cantan para la más bella de la mujeres que me ha habitado.
Una ciudad que sino existiese habría que inventar y que de hecho sobrevive más en la literatura que en el espacio físico de sus construcciones agonizantes, capaz de competir desde el deterioro de sus edificios con cualquier urbe del mundo, porque quien algún días anduvo sus calles fue infestado con el embrujo de esa metrópolis que llora en azul, a pesar alguien insistir en que eran negras las lágrimas que salían de la vitrola de mi abuelo.
A veces pienso que si no fuese de ese lugar bañado por un mar que huye de cualquier lienzo mi exilio dolería menos. Cómo explicar mi obsesión por ese pedazo de escombro que vive en mí, a pesar de saber que nada es igual, que mi casa del cerro ya no es, murió junto con mi familia y que se necesitaran muchos más años de los que me quedan para restaurar una novela de Cabrera Infante en cualquiera de sus calles.
Mis amigos brasileños no entienden cómo puedo sentir nauseas (he medido mucho esta palabra) por un sistema y amar incondicionalmente el lugar que los tiranos usurparon, no consiguen ver la diferencia entre nación y dictadura o simplemente olvidaron que no existe un lugar más mío que aquel donde di el primer beso y descubrí que el bolero sería la música que me acompañaría eternamente.
Es ahora en éste noviembre de lunes que se pintan felices donde pienso menos y vivo más. El pasado lunes se conmemoró 20 años que los alemanes derrumbaron a golpes de mandarrias, picos, palas y hasta con las manos (los más desesperados moradores de la inadmisible RDA) el mayor símbolo de la guerra fría que dividía mucho más que un país, pues se escapaba de lo que conocemos literalmente como geografía, y mantenía al mundo fragmentado.
Cuando eso sucedió aún vivía en aquella ciudad cerrada de párpados de concretos, donde no se informó nada sobre el feliz fin del muro de la vergüenza (la nación no sabe lo que es libertad de prensa a 50 años).
Recuerdo como si fuese hoy que las famosas imágenes de la caída del muro de Berlín, a las que todo el mundo asistió conmemorando lo que parecía el fin de una absurda ideología y que desgraciadamente no fue. Llegaron para mí con 7 años de atraso, ya en el exilo brasileño, lo que no impidió emocionarme ni dejar de pensar cuándo caerán los infinitos muros de la ciudad que nombra mi blog.
A pesar de ser en lo mínimo gris el destierro porque te impide pertenecer por entero a un lugar, esta semana sólo quiero festejar ya que el próximo lunes 15 de noviembre se celebran 490 años de la fundación de La villa de San Cristóbal de La Habana en 1519, y como ya saben que la nostalgia está conmigo no voy a dejar pasar esa fecha inadvertida y desde ahora invito a todos los habaneros o a quienes se sientan así para dar las tres vuelta a la Ceiba del Templete (lugar donde se efectuó la primera misa) tirando una moneda, mismo que sea virtualmente para no perder la tradición y no olvidemos pedir el mismo deseo porque algún día se cumplirá el sueño de no usar más la internet para hablar con los desterrados amigos y juntos sin importar los años pasados podremos festejar la caída del muro de la ciudad que ya estuvo divida. Esta vez sentados en aquel otro muro del cual ya escribí.

9 comentarios:

  1. Esa capacidad que tienes de tratar varios asuntos en un solo texto me sorprende y encanta.

    ResponderEliminar
  2. Es triste que todavía pasen cosas como esas.

    ResponderEliminar
  3. El año pasado estuve en la habana y no conseguí dormir casi ningun día al ver el estado en que está la ciudad y especialmente mi barrio centro habana. da pena

    ResponderEliminar
  4. Azuquita, la vida -como dice la canción - nos da sorpresas, y como siempre que llueve escampa creo que estamos más cerca del reencuentro. Si cayó el de Berlin...
    Mira tu, ayer casualmente me salían los primeros versos de un tema - puro contagio, sabor - donde la Habana es el centro, cosas que emparentan con lo que cuentas, ojalá los empuje buen viento para que lleguen a puerto pronto.
    ¡Ah! el lunes próximo, Ron mediante, a festejar los 490 años de esa Virtuosa, nuestra Habana.

    ResponderEliminar
  5. Despues del mar, esta La Habana.
    Asi comienza algo que escribi en Caracas hace un chorro de años. Lo buscare a ver si se ha SALVADO Y TE LO ENVIO POR ESTE 490 ANIVERSARIO DE NUESTRA ETERNA CAPITAL.
    Un abrazo.
    Omar Mederos

    ResponderEliminar
  6. Si hablara esa Ceiba estaría en cana...

    ResponderEliminar
  7. Gracias Rafa y Omar por su cariño y espero sus próximos textos.

    ResponderEliminar
  8. vean este comentario censurado en miami herald,sera que tambien ahi esta metida la seguridad cubana ? de cualquier modo le dolio q la desenmascaremos
    comentario:

    amigos sumémonos todos a la campaña internacional por la eliminación de libreta de abastecimiento en cuba. vea aqui a sus principales patrocinadores:

    lazaro barredo. periodista de granma
    artículo: Él es paternalista, tú eres paternalista, yo soy paternalista… puede leerlo en
    http://granma.co.cu/2009/10/09/nacional/artic03.html

    yoani sanchez "periodista independiente" agente disimulada de castro. articulo: Poco alpiste para tanta jaula. puede leerlo en
    http://www.desdecuba.com/generaciony/?paged=6

    oscar espinoza chepe (el mismo titulo que yoan, agente disimulado de castro
    articulo: EL RACIONAMIENTO EN CUBA, UN MAL DE CASI MEDIO SIGLO
    puede leerlo en: http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=17284

    cualquier semejanza entre los tres articulos es pura coincidencia...

    ResponderEliminar