sábado, 17 de octubre de 2009

RUBÉN SICILIA: RESPONDE

El día de la cultura cubana es el 20 de octubre que fue cuando por primera vez se entonó el himno nacional en Bayamo, por esa razón Escombros Hablaneros ha mandado a varios intelectuales y promotores culturales la siguiente pregunta que colocará en el blog como homenaje a la fecha.
La generación de intelectuales de los años 80 ha sido una de las más importantes en la isla después del 59, una institución creada en ese período contribuyó especialmente para ese desarrollo.

¿Qué significó para usted y para la cultura cubana la Asociación Hermanos Saíz y la Casa del Joven Creador?

En mi caso sin dudas marco un hito fundamental que ha influido en toda mi carrera. En estos días precisamente a raíz de una entrevista hecha en torno a la generación de los ochenta rememoraba, tal vez hurgando en la memoria dolorosamente pérdida. En el rol principalísimo que jugó en el teatro de los ochenta repito, el Taller de Creación Escénica de la Casa del Joven Creador. Lugar donde además había una constante actividad de músicos, bailarines, pintores, etc. Una autentica efervescencia creadora. Un proyecto de repercusiones detonantes que fundamos primero unos veinte jóvenes teatristas y después llegó a ser, con cerca de cincuenta miembros un elemento cuestionador y alternativo del teatro del momento. Nombres como Carmen Duarte, Manuel Oña, Joel Cano, Raúl Alfonso, Orestes Pérez, Lira Campoamor, Salvador Lemis, Alberto Curbelo, y otros mil, no pueden olvidarse. Gracias a la Asociación Hermanos Saiz y al apoyo de algunas personas no dogmáticas pudimos llevar adelante muchos montajes que se convirtieron en una revelación de nuevas ideas para los jóvenes del momento. Lamentablemente como otras tantas veces en nuestra historia cultural ese movimiento fue coartado y apagado por criterios estrechos y cerrados. El Taller de Creación Escénica se disolvió. En Cuba solo quedamos dos o tres de esos creadores, activos y produciendo con una obra sólida. Otros se han convertido en los diversos países donde residen en artistas de valía indubitable... ¿Quién sino la nación ha perdido al final de esta historia?

Rubén Sicilia Cruz, 1963, Habana, Cuba. Director, Dramaturgo, Teatrólogo, Actor. Dirige el grupo Teatro del Silencio. Como dramaturgo ha obtenido las siguientes distinciones: Premio Extraordinario en el Concurso de Microficción “Garzón Céspedes” de España por la versión breve del monologo “Erase una vez un Hombre con una Espada”; mención de dramaturgia en el Concurso Internacional “Casa de Teatro” de República Dominicana; mención en el Concurso Nacional UNEAC. Ha publicado más de sesenta artículos teóricos, investigativos, o teatrólogicos. Colabora sistemáticamente con las publicaciones electrónicas Esquife, La Jiribilla, y Cubaliteraria, así como las Revistas Nacionales: Unión, Gaceta, Extramuros, Caimán Barbudo, Umbral, Tablas, Videncia, La Letra del Escriba, Conjunto, Cauce y otras. Artículos suyos han sido publicados en revistas teatrales en España, USA, Panamá, Brasil, Colombia, etc. Reside en La Habana, Cuba.

1 comentario:

  1. Ruben, amigo! Cuantos años!
    Gracias por ese recuerdo. A cada rato me escribo con Carmen Duarte. Ella fue una piedra de base muy importante para esa experiencia que comentas. Me alegra mucho saberte en accion. Recibe mi cariño y admiracion.
    Omar Mederos

    ResponderEliminar