lunes, 24 de agosto de 2009

OMAR MEDEROS

¿A FAVOR O EN CONTRA DE LOS CONCIERTOS EN LA HABANA?

Yo a favor. Los detalles después, pero en principio, a favor de cuántos conciertos quieran hacer, quienes los quieran hacer. Sí fuera Abel Prieto, me daría una vueltecita por donde los Srs. Fidel y Raúl y los convencería para que cursaran atentas invitaciones a Gloria Estefan, Arturo Sandoval, Willy Chirino, Olga Guillot, Paquito de Rivera y algún que otro cubano de los “de afuera”, para que hicieran su conciertico por allá. Le explicaría a Willy, que su idea de hacerlo desde Miami a través de pantallas en la sede diplomática de USA no les gusto, pero que en directo sí. ¡Dónde ellos digan! Eso sería genial, pero no creo que Abelito se atreva, o si conoce a alguien que lo conozca y lo vea ¿Por qué no le dan este recadito de mi parte?Esta idea me la sugirió mi hermano Mario Crespo. Él dice que si en lugar de estar oponiéndose a que Juanes cante en La Habana, tramitan un permiso con la oficina de intereses de Cuba en EUA, pondrían la bola del lado del gobierno cubano. ¡Yo también lo creo!Señores, hay que acordarse de Martí de vez en cuando que para algo dejó dichas tantas buenas frases: “...hay cosas que para lograrse en lo que son, han de andar ocultas..." Pienso que allá, están buscando la manera de entrar en la conversa con los yumas. Pregunten a los que llegan como está la cosa y se percataran que lo que les digo tiene sentido. Hasta Suchel se retiró porque no hay liquidez en el gobierno para pagar nada. Entonces están buscando la forma de cagarse en el principio de “Primero nos hundiremos en el mar, bla, bla...” y arrancar con las negociaciones. Sugiero que analicen con mucho cuidado cada paso de cómo se fraguó éste concierto. Desde lo que dijo Silvio antes de salir de La Habana para Uruguay, en adelante.Sé que en Miami hay ciertos grupos que no quieren conversaciones. Quieren sangre, pero la verdad que eso es demodé en absoluto, jajaja, ¡qué bueno me quedo eso de "demodé"!. ¡Hablando en plata y en cubano, eso es una comemierda, con acento en la a, que esta cosa no lo pone! Dejen que hagan en donde les dé la gana cuántos conciertos quieran y con quienes quieran. Por decir algo, ¿acaso eso no lleva prensa que después informa más allá de los conciertos? ¿Hasta cuándo van a seguir dejando en manos del gobierno cubano el monopolio de la información acerca de Cuba para el resto del mundo? ¿No es suficiente que la tengan para dentro de la isla? Porque a mí, que nadie me venga a decir que lo que informan en Miami ayuda en algo a que la gente sensata de este mundo, dejé de creer lo que dicen allá por eso que dicen en la ciudad del sol ¡Nananina jabón candao! Se la pasan en la anécdota y la bobería las mas de las veces y cuando tienen una oportunidad, como la del concierto de Juanes u otro cualquiera, se ponen a decir "preciosuras" como la que expreso esa inteligentísima locutora de Miami, María Elvira, creo que se llama: Los jóvenes habaneros (parafraseo, porque tampoco se imagine nadie que tengo coeficiente de inteligencia para aprender sus sabias palabras de memoria) no irán al concierto de Juanes porque el gobierno cubano acarreara al ejército para la plaza
¡Le ronca el merequetengue! Esa niña no disimula para nada que le pagan para hacer talco cualquier cosa que venga del gobierno de los Castro, coño, pero eso hace un daño que le zumba el mango y si no, pregúntenle a cualquiera de a pie. La cosa cambió señores. Ya no son los 60, ni los 70. Del 80 para acá, el mundo es otro y la gente cubana más joven, que en definitiva son quienes resolverán este embrollo que surgió hace 50 años, también cambióLo mejor era no haber politizado el asunto y haberse aprovechado de la fisura que abrieron allá en el muro, buscando sus beneficios, pero ya que no se pudo porque al rencor aquí no le sucedió como en el bolero, sino que pudo más que el olvido, les pido que se callen la bocota con el que ya anuncio Arjona.Yo quiero la conversadera. Prefiero a ese gobierno unos años más en una transición sin sangre, que una matazón de cubanos para que después, empiece quien sabe qué sistema político aberrado y con oídos sordos, igualitico que el actual, a las necesidades de la mayoría de nuestros compatriotas que como carne de hamburguesa están apretados entre dos bandos de hijos de la chingada. ¡Y que viva México cojones, que me enseño a decir esta frase!No me importa lo que la Plaza signifique. ¿Acaso los significados de los sitios son eternos? ¿Dónde está la ley que lo dice? ¿Se les olvidó el muro de Berlín? Antes fue lo que dividía. Cuando lo tumbaron pasó a ser símbolo de los nuevos tiempos, de la libertad.Por ahí he leído, para atacar a Juanes, que en Cuba hay mucha paz. ¿Paz en Cuba? Si se llama paz a salir cada cabrón día a la calle a ver de dónde se saca algo para llevarse a la boca, entonces hay paz en Cuba. Si se le llama paz a los centenares de miles de familiares que cuando se los permiten van a llevarle lo que pueden a sus seres queridos presos, no solo por razones políticas, sino por cualquier acto "delictivo" que puede ser acarrear, ahora tres sacos de cemento para arreglar un poco la casa, sin tener papeles oficiales de esa compra, entonces, hay paz en Cuba. Si se llama paz a tenerse que andar midiendo en lo que uno habla en cualquier sitio porque siempre puede haber un empachao comemierda que le salga al paso y le joda la vida por haber dicho "algo que no encaja en la difícil situación que vive el país", entonces, hay paz en Cuba. Si se le llama paz al pugilateo por el que pasan los ciudadanos que logran una invitación para "salir echando de aquello", entonces, hay paz en Cuba. Si se le llama paz al hecho sin sentido de tener que pedir una visa para entrar en tu propio país cuando saliste de él y "te quedaste", con la condición de que solo puedes permanecer allá, como un turista no sé cuantos meses solamente, entonces, hay paz en Cuba. Si se le llama paz al monopolio informativo que rige en el país, entonces, hay paz en Cuba. Si se llama paz a la sinrazón que allí reina. Si se le llama paz a todo esto y más, mucho más de lo que sucede en Cuba, entonces es descabellada la idea de un Concierto por la Paz en La Habana. Dejémonos de tantos análisis de la metatranca y vayamos a la concreta queridos compatriotas. Sí hace falta éste y muchos conciertos y eventos como éste en Cuba. Mantener el aislamiento es el más grande favor que podemos hacerle a un régimen que se suicida cada día y cuyo jefe de postalita se pone el mote de fantasma en una plaza llena de personas. Es patético lo que sucede. Jamás vi el final de ese gobierno cerca. Hoy lo avizoró por vez primera en el horizonte, pero con estas actitudes resentidas y poco inteligentes, puede que lo alejemos. El odio y el resentimiento no sirven para ninguna otra cosa que para engendrar odios y resentimientos. Por otra parte ya se sabe que Juanes no es precisamente un poeta. Quizás no sea una persona de verbo fácil y que se desenvuelva bien ante periodistas que lo acosan queriéndole imponer sus puntos de vista sobre el asunto de su propio concierto, pero eso no debe llevarnos a ser desagradecidos con alguien que, con honestidad, ha querido aportar lo suyo a este CONFLICTO que vive nuestra nación(es decir, existe un CONFLICTO grave en la nación cubana. Sí hay guerra en Cuba, si es lógico un concierto por la paz) El que quiera hacer uno por la libertad, que lo luche, pero que no se oponga a este que es por la paz o a otro que sea por los maricones o porque haya leche condensada en las siempre vacías bodegas cubanas. Recordemos: " Con todos y para el bien de todos" Debatir es de sabios, pero imponer es de energúmenos. Digamos lo que queramos decir, pero sin hacer hogueras medievales, ni insultar. O acaso regresamos a los tiempos de la inquisición. Mucho menos amenazar, con o sin citas de Voltaire. Eso es absolutamente demodé. Fuera de época. Alejado de la inteligencia.
Quiero de todos los colores para todos los que los quieran¡Viva Cuba!¡Viva Juanes que fue el primero en tener una idea tan brillante y dar en el clavo!¡Vivan todos los que encuentren la manera de agrandar la fisura que el propio régimen de Cuba está abriendo en su muralla de 50 años!¡Viva la Paz!¡Viva la libertad!¡Abajo los extremistas de uno y otro bando!¡Viva la gente común que quiere se acabe de una vez y por todas, esta maricona absurda en que nos tienen metidos cuatro comemierdas en un lado y cuatro de otro!Queremos eso que propone Juanes: PAZ. PAZ y PAZ y claro que nadie es bobo: Para que haya PAZ .PAZ y PAZ, tiene que haber LIBERTAD. LIBERTAD y LIBERTAD, pero por alguna parte hay que empezar ¡carajo! Así es el decursar de la historia. Es un caos aparente que siempre encuentra su rumbo.Mi mejor disculpa por ciertos exabruptos, pero no pude expresar mis ideas de otra manera porque, ni soy escritor, ni soy político. Solo soy un cubano que lleva una tonga de años sin poder pisar la tierra que lo vio nacer por obra y gracia de un juicio absurdo. Que no pudo estar con los suyos cuando su madre enfermó y murió porque el permiso de entrada sólo llegó el mismo 8 de septiembre de 1997 cuando ella falleció. Que cada día de esta ausencia abre los ojos pensando en una manera de andar los sitios que le vieron crecer, enamorado de un proceso revolucionario que le causó el mayor dolor que se le puede causar a un hombre: La decepción. La duda en sus ideales. ¡El dolor por no estar en el lugar que más ama!Muchas gracias a quienes soportaron leer hasta el final este mamotreto y a quienes les inspire alguna reflexión, aun contraria.

Omar Mederos, nació el 7 de mayo de 1954 en San Juan de los Remedios del Cayo, la 8ª Villa que fundaron los españoles en Cuba. Fan de la familia y los amigos. Fascinado por arte. A veces, a veces nada más se emociona con cancioncillas cheas. Se muere de ganas de andar La Habana. Fue director de La Casa del Joven Creador, promotor artístico y agitador cultural. Radicado en México DF, vive del milagro.

19 comentarios:

  1. No sabía que escribías

    ResponderEliminar
  2. Ya conocía el texto porque Omar lo publicó en su facebook, sabes que él y yo por razones de la vida hemos andado siempre juntos como los buenos hermanos, incluso de un país a otro,ya habíamos comentado el tema, increíble...
    Conozco tres Quijotes, el de Cervantes, Omar y Ludovico, nuestro querido Ludo.
    Estoy completamente de acuerdo con lo que dice el ÒMAR, vivimos juntos la decepción y nos reconstruímos juntos y sabemos que mientras los EGOS, sean los protagonistas de cualquier historia, las cosas seguirán estando muy mal, mientras no aprendamos a amar de verdad, con el desapego que sea encesario, hasta que aprendamos a cohexistir con las diferencias,las cosas seguirán estando mal y existirán las dos orillas.
    Del tema de Juanes, de su ingenuidad, de cómo cayó,como timba en la trampa, se puden decir muchas cosas, pero la verdad es que de nuevo se demuestra que en los dos lugares se pelea de la misma manera, como yo digo o a quemar discos y camisas negras, como yo digo o sale el pueblo enardecido.
    En fin... el mar, ah se me olvidaba lo más importante, estoy A FAVOR DE LOS CONCIERTOS, DE TODOS LOS CONCIERTOS Y DE LOS SINÓNIMOS DE ESTA LA MARAVILLOSA PALABRA: CONCIERTO(acuerdo, armonía,inteligencia , avenencia,arreglo, concordia).

    ResponderEliminar
  3. Hola Omar!!!

    Poco a poco comienza a resquebrajarse el muro cubano...
    Poco a poco, la gente en Cuba logra tener conexión a internet, poco a poco se abren espacios para la sociedad civil...
    Claro que es poco a poco!!!...
    La experiencia de los países del Este no la olvidan en Cuba.

    Por suerte, desde hace unos meses converso con algunas amistades que eligieron quedarse en la Isla. Están asombrados de las reacciones que ha desatado en Miami el concierto de Juanes y otros en la Plaza.
    Si no dejamos a un lado los EGOS, el resentimiento, el odio y el rencor muy poco se podrá hacer para cambiar las estructuras de un régimen que nos llevó a emigrar de urgencia.

    Hay días en los que es tan visible el fidelito que todos llevamos dentro. Sí no somos conscientes de ello, poco o nada se podrá hacer para evadir la lucha interna del exilio por ser más puntero que otros y a su vez, por obtener los beneficios que otorga el Gobierno de EEUU a las organizaciones que trabajan desde el exilio... De todas formas, para el próximo presupuesto del año fiscal 2009-2010 la plata para ciertos movimientos se recortará y ya veremos cómo queda el pastel...

    Como le sucede a Omar yo también deseo volver a pisar la Isla, deseo abrazar a mi madre resiste el paso de los años, a pesar de un delicado estado de salud.

    Deseo andar y desandar La Habana convencida de que ya nada es igual; de yo tampoco soy la que se fue; que los amigos rearmaron sus vidas en otros destinos y que ahora nos reencontramos para volver a sonreír en PAZ; para volver a aplaudir por este y otros conciertos...

    Los cubanos no necesitamos más exaltación de la muerte; ni muertos en el Estrecho de Florida; los cubanos, TODOS, debemos EXIGIR VIDA!!!

    Y Juanes con otros más inyectará entusiasmo, ganas de vivir y deseos de disfrutar la libertad tan anhelada... Muchos aquí sabemos lo que puede remover la música, el arte, la creación...

    Irse no puede seguir siendo la opción;
    Propongo volver para desafiar nuevos amaneceres cubanos...

    Un fuerte abrazo amigos,

    Lissette Bustamante

    ResponderEliminar
  4. OJO lo publico anónimo porque no sé la razón por la cual mi dir de email no la acepta... Soy yo Lissette, además que no me gusta eso los anónimos... jajajajaaaa...

    Un abrazote y pa' alante Omar y todos lo que alguna vez creímos que el cambio era posible... La Casa del Joven Creador fue un laboratorio de la creación, un océano de opiniones y un lugar para descargar y amar...

    ResponderEliminar
  5. Queridas Vero y Lissette.

    Acabo de recibir algo muy bueno al respecto. No conozco al autor, pero igaul, lo voyy a colgar en mi perfil y se lo enviare al muy querido Azuquieta para que si le parece, lo ponga aca. Creo que todo aquello que nos una debemos enaltecerlo. Voto a favor, desde ya, por una CASA DEL VIEJO CREADCOR, jajaja. Un beso
    Omar Mederos

    ResponderEliminar
  6. Hola Alberto.
    Escribo desde que termoine el [promer grado con mi maestra Dominica, que Dios la tenga ewn la gloria, el na escuela primaria Coronel Jesus Perez. Ella nos enseño a leer con la Edad de Oro de Jose Marti y jamas dejare de garadecerle semejante aqcto de inteligencia.
    Como no se quien eres, porque hay muchos Albertos en esta tierra maravillosa, tampoco se que intencion lleva tu escueto comentario.
    Si es realmente de buena fe, te digo que no me dedico a escribir, pero este asunto del Concierto de Juanes en La Haban ha inundado de tal suerte mi correo que tuve necesidad de expresar mis puntos de vista al respecto. Despues mi amigo Azuquita me pidio publicarlo aqui y no tuve ninguna objecion, porque de eso se trata, de opinar, de debatir, de ver si podemos ponernos de acuerdo en lop esencial que es nuestra nacion en guerra, en conflicto ya por mas años de la cuenta.
    Si es en terminos ironicos tu comentanario pues ya te dije al principio deade cuando, como, donde y con quien aprendi a escribir, pero te confieso que la manera apurada en que ese mamotreto fue redactado deja bastante que decir acerca de sus valores como literatura, pero tampoco era ese su proposito.
    Pongase la casaca que le queda y siigamos en lo esencial: A vafor o en contra de los conciertos en Cuba?
    Un abrazo.
    Omar Mederos

    ResponderEliminar
  7. HOLA lISSETTE. ESTE ES EL ARTICULO QUE PROMETI. UN BESO Y QUE LO DISFRUTEN TODOS!vA EN DOS PARTES.

    Opinión

    La paz y la plaza

    La reacción airada de cierta minoría del exilio ante el
    concierto de Juanes en La Habana se debe, en el fondo, a su
    pérdida de poder.
    Arturo López Levy, Denver
    viernes 21 de agosto de 2009

    Los ataques del exilio cubano de extrema derecha contra el
    cantante colombiano [1] Juanes por su decisión de dar un
    concierto "por la paz sin fronteras" en La Habana recuerdan el
    cuento de la mujer que llama a su esposo, preocupada por los
    reportes en la radio sobre un loco manejando contra el
    tránsito. El marido responde que no es uno, sino miles, y que
    lleva horas en la autopista evitando los carros que le vienen
    de frente.

    Esos exiliados --muchos con quejas justificadas contra el
    sistema comunista-- no se percatan de que la Guerra Fría
    terminó, ni aprenden de las políticas de desideologización e
    intercambio que le pusieron fin. A pesar del fracaso de la
    estrategia de aislamiento, y de los nuevos enfoques en
    política exterior del presidente Obama --enfoques que incluyen
    vías alternativas de acercamiento al tema cubano--, esos
    ciudadanos conducen en la dirección contraria a la que se
    mueve todo el mundo. Y no se dan cuenta.

    La prensa, por su parte, ha hecho de la histeria de estos
    grupos cada vez más aislados la principal noticia sobre las
    reacciones del exilio al concierto de Juanes. Pero esta es una
    realidad distorsionada. Existe un apoyo mayoritario entre los
    exiliados a la decisión de Juanes de celebrar el concierto, y
    ese apoyo es la prueba de que las visiones más tolerantes han
    ganado terreno.

    Los sectores intransigentes tienen los relojes; las nuevas
    generaciones, el tiempo. El respeto por la decisión de Juanes
    de ofrecer un concierto en Cuba es compartido por exiliados
    cubanos de la más variada composición política y demográfica,
    en Miami, Nueva Jersey, Madrid y Puerto Rico. La mayoría
    reconoce también el derecho de cualquiera a martillar discos
    en la calle, pero lamenta esos actos por lo dañinos que
    resultan para la imagen de toda una comunidad.

    ResponderEliminar
  8. Sin fronteras

    La idea cubana de Juanes aparece cuando el presidente Obama
    explora iniciativas diferentes a la hostilidad. El cantante
    colombiano ha aclarado que una iniciativa semejante habría
    sido "impensable" en época de Bush. Las airadas reacciones de
    los exiliados intransigentes, más que una protesta por un
    concierto inofensivo, se deben a su pérdida de poder. Intentan
    un linchamiento macartista del cantante colombiano porque no
    tienen fuerza para retar a Obama.

    Juanes no irá a Cuba contra la voluntad de las autoridades
    norteamericanas, sino con su beneplácito. El cantante se
    entrevistó con la secretaria de Estado Hillary Clinton, quien
    manifestó que la política norteamericana alentaba esos
    contactos. A diferencia de cuando se le negaba la visa de EE
    UU a artistas y académicos de la Isla, los sectores del
    resentimiento carecen del apoyo del ejecutivo. Se trata, sin
    duda, de un aliento para quienes creen en la reconciliación
    nacional.

    Lo de Juanes es apenas el inicio. La Orquesta Filarmónica de
    Nueva York, que viajó a Pyongyang el pasado año en concierto
    de paz, planea varios conciertos en Cuba. El rumor general en
    Washington, entre el cuerpo diplomático, académicos y
    organizaciones de intercambio cultural norteamericanas, es el
    de que los días "felices" de la era Bill Clinton, cuando el
    número de licencias humanitarias, religiosas, culturales y
    académicas para viajar a Cuba se multiplicó, andan de vuelta.

    A diferencia de Bill Clinton, quien perdió años antes de
    comprometerse con una política de intercambios, Obama ha
    empezado donde aquel terminó. Actores no gubernamentales como
    Juanes reciben señales positivas para incrementar los
    contactos pueblo a pueblo, en la cultura, el deporte y el
    intercambio científico. Lejos de la rigidez y las trabas
    inherentes a las agendas negociadoras de los gobiernos, es
    encomiable la postura de gente como Juanes a la hora de ir
    desmantelando el escenario de confrontación permanente.

    La paz y la plaza

    Juanes es atacado por celebrar el concierto en la Plaza de la
    Revolución y por su asociación con Silvio Rodríguez y Amaury
    Pérez, quienes apoyan al régimen. Sin embargo, la Plaza fue la
    usada por el Papa Juan Pablo II para su misa en La Habana en
    1998. Ni en aquella ocasión ni ahora, los grupos
    intransigentes han presentado prueba alguna sobre los poderes
    del lugar para el encantamiento ideológico. Más aún, un gran
    por ciento de los exiliados de hoy, incluyendo algunos de los
    que critican a Juanes, pasaron por las manifestaciones
    revolucionarias celebradas en el lugar.

    CONTINUA!

    ResponderEliminar
  9. Oye Omar te respondí por e-mail sobre la publicación, y no me dejes fuera de la Casa del Viejo Creador, seré un optimo productor andando de muletas, jaaaaa

    ResponderEliminar
  10. La caricaturización de los artistas e intelectuales que apoyan
    al gobierno como un bloque uniforme es, también, inexacta.
    Silvio Rodríguez, por ejemplo, ha mostrado la misma antipatía
    que muchos exiliados hacia las prohibiciones de viajar
    impuestas por el régimen a los ciudadanos. Lo mismo podría
    decirse de la actitud de muchos partidarios del gobierno en
    relación con el acceso a internet y la necesidad de
    importantes reformas económicas. La entrevista al joven
    Eliécer Ávila en CUBAENCUENTRO.com demostró que hay cubanos
    con posiciones radicales de izquierda, que a la vez cuestionan
    el comportamiento de los grupos gobernantes en La Habana. ¿Es
    justo privarlos de la oportunidad de escuchar un concierto? Ni
    a ellos ni a nadie. El concierto es por la paz.

    Son las metas las que crean las coaliciones, no viceversa.
    Excluir a los partidarios del gobierno de coaliciones
    referidas a actividades no ideológicas, como un concierto que
    desean apoyar, sería una expresión de dogmatismo excluyente.
    En la búsqueda de la reconciliación y la paz, todo el que
    promueva mayor apertura cultural, económica y política --a
    ambos lados del Estrecho de Florida-- es aliado, sin importar
    de qué lado estuvo él o su padre en Bahía de Cochinos, el
    retorno de Elián o el crucero para la visita del Papa.
    Bienvenido Juanes, que no carga ninguna de esas divisiones de
    ayer y promueve un intercambio cultural que exalta la paz, sin
    fronteras ni ideologías.

    Paz y justicia

    "Todo el mundo pide paz, nadie pide justicia", cantaba la
    estrella jamaicana de reggae Peter Tosh en su éxito Equal
    rights, de 1977. "No habrá paz sin igualdad de derechos".
    Tienen razón los que recuerdan a Juanes que la paz exige
    seguridad humana, libertad, desarrollo y derechos humanos, tal
    y como los concibe la Declaración Universal:
    interdependientes, indivisibles, políticos y civiles,
    económicos, sociales y culturales.

    Alcanzar la paz con derechos humanos lleva un proceso, no un
    concierto. Es loable que hablemos de problemas en el ejercicio
    de las libertades de movimiento y expresión en Cuba, pero la
    relación entre la paz y los derechos humanos es mucho más
    compleja. Las responsabilidades por la tensión y violencia
    entre cubanos de diferentes ideologías son compartidas en una
    cultura política que ha sido maximalista. Los agravios no
    empezaron en 1959 ni fueron sólo del gobierno contra la
    oposición o viceversa.

    Contrario a la frase de Maceo, los derechos no siempre se
    conquistan con el filo del machete. También se negocian. Esa
    realidad política requiere compromisos, gestos y avances
    parciales, muchas veces apretándose la nariz. Ejemplo de lucha
    contra la violencia institucionalizada ha sido el de nuestros
    compatriotas negros contra la discriminación. Su respuesta no
    ha sido cortar la comunicación con quienes los discriminan, o
    negarse a construir espacios de interacción. Por el contrario,
    han reclamado justicia sin resentimiento, que no es olvido,
    trascendiendo la hostilidad.

    Más allá de posiciones ideológicas, es necesario prepararse
    para un proceso largo y gradual de encuentros y desmontaje de
    las culturas autoritarias que atraviesan tanto el gobierno
    como los sectores más intransigentes que se le oponen. Es con
    los adversarios, no con los amigos, con quienes se hace la
    paz. La aquiescencia de la administración Obama y el respeto
    al concierto de Juanes por un sector considerable del exilio
    son señas de los nuevos tiempos. "The times --como dijo otro
    cantor de la paz, Bob Dylan-- they are a-changin".

    ResponderEliminar
  11. Juanes y muchos más puden dar todos los conciertos de PAz que quieran, pero no creo que la COSA cambie dentro, aunque los de Fuera se enojen si aquel va a llavar su voz a los cubanos de dentro. Ayer "alguien" ha enviado un email donde se nos ahcía saber que no podría tener contacto con los otros, y por qué? Porque los conciertos por la PAz no cambiarán las cosas. El email recibido tiene este texto :

    ACCESO DENEGADO
    El acceso a este sitio queda prohibido por la RESOLUCIÓN 127/07 del MIC (Ministerio de la Informática y las Comunicaciones de la República de Cuba), ARTICULO 76.- "Se prohíbe el establecimiento de cuentas de correo electrónico desde entidades estatales en servidores que se encuentran en el exterior del país, considerando la inseguridad que el empleo de los mismos implica para la entidad por hallarse Fuera del Control del Estado Cubano.
    Si de manera excepcional, por no haber otra alternativa, surgiera esta necesidad de forma puntual, tiene que ser aprobada previamente y por escrito por la dirección de la entidad, a partir de la valoración de las razones existentes, especificando claramente el tipo de información que se va a transmitir y el plazo de vigencia de esta modalidad.“

    Entonces, hay que dar conciertos "por la paz del Internet EN CUBA".... Fijense bien dice: HAY QUE ESPECIFICAR "CLARAMENTE" EL TIPO DE INFORMACION QUE SE VA A TRANSMITIR", por qué? dónde queda la privacidad del ser humano? En los hoteles uno va, paga en dolares, y puede revisar internet, claro, pero y los otros? No es cuestion cables ni de satelites, como se hace ver, es otra la cuestión...

    saludos a los de Hablaneros... abrazos para Javier

    ih

    ResponderEliminar
  12. Hola Omar,(te llamas como mi hijo de 9 años),te leo desde Toronto, y te encontré por casualidad. Me han llegado profundo tus palabras y me hago eco de ellas. Hemos vivido tantos años entre el odio de aqui y de allá que solo podemos transpirar una mezcla de nostalgia por el tiempo perdido y de añoranza de lo que podría ser un cambio par alos que están en la Isla. Yo tambien estoy a favor del concierto de Juanes, en donde sea, el lugar es lo que menos importa. Te saludo y te seguire leyendo

    ResponderEliminar
  13. Gracias amigo de toronto. Saludos a mi tocayo de 9 años. Un abrazo. Yo vivo en Mexico DF. Un abrazo hermano!
    Omar Mederos

    ResponderEliminar
  14. Hola Ihosvany.
    Muy interesante lo que dices. Una de las cosas que mas apuntalan esa posibilidad que tiene el gobierno cubano de decidir acerca de lo que i y lo que no debe saberse y difudindirse en la isla, es precisamente el aislamiento. Por eso es tiempo de quitarles esa arma. Hay que acabar de eliminar el bloqueo y cuantas medidas tengan que ver con la idea de aislar al gobierno de Cuba. Al contrario, pienso que hay que meterlo en la centrifuga loca del mundo actual en materia de informacion y una manera de hacerlo es propiciar que se hagan alla conciertos, eventos, visitas y LO QUE SEA PUNTO COM, que haga que vaya gente a conversar con los cubanos de adentro para que les digan como es realemente el resto del mundo, para que les puedan comentar de esta barbaridad que tu acabas de denunciar en tu comentario. Por eso solamente, vale la pena no oponerse al concierto de Juanes. Creo que esa es la razon por la que pasa a un segundo plano el tema de si es en uno u otro sitio y si canta este o aquel artista... Saludos hermano!
    Omar Mederos

    ResponderEliminar
  15. Estimado Omar, muy bueno lo expuesto, sin fisuras, inteligente, me adhiero. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. gracias omar...me dejaste con ganas de seguir leyendo...pero el articulo se acabo! ahora tendre una direccion mas en internet que valga la pena. de acuerdo contigo sobre lo de juanes, pues quienes van a ir al concierto es el sufrido pueblo de cuba y lo van a disfrutar y tal vez olvidarse por un rato de su triste realidad. que viva ese sufrido pueblo de cuba, que aunque ande por hialeah...su dolor es el mio y aunque lejos/cierro los ojos y camino a diario por las calles de mi amada santa clara.
    juan jose 'el lanza-zapatos de hialeah"

    ResponderEliminar
  17. RAFA.QUE ONDA? ME HONRA TU ADHESION. UN ABRAZOTE
    SALUDOS.
    OMAR

    ResponderEliminar
  18. JUNA JOSE. CUENTANOS! PORQUE TE DICES "EL LANZA ZAPATOS DE HIALEAH"? TAMBIEN YO EXTRAñO A SANTA CLARA. NACI EN REMEDIOS, LA MADRE DE SANTA CLARA. VIVI EN SANTA CLARA. ES UNA CIUDAD MAGICA.
    QUE BUENO QUE TE QUEDO LA SENSACION DE CONTINUAR LEYENDO.
    UN ABRAZO!
    OMAR MEDEROS

    ResponderEliminar