lunes, 13 de julio de 2009

EL PASADO DE LA HISTORIA

Los estereotipos casi nunca reflejan la realidad ni quiénes somos. Hasta hoy cuando conozco a alguien que me pregunta de dónde soy, al responder de Cuba; su comentario es siempre el mismo, creía que todos los cubanos eran negros. Aprovechando su sorpresa alego: negros, comunistas, antiamericanos. También deberíamos fumar tabaco, beber ron, jugar pelota, bailar salsa y tener más de una mujer. No existirían homosexuales ni lesbiana en la nueva y perfecta sociedad socialista, en ella Reinaldo Arena sería sólo una pesadilla; además hablaríamos varios idiomas, porque todo cubano es graduado universitario con Post, Máster, Doctorado, PHD, etc.
No paro de reír en una situación como está, porque los prejuzgamientos siempre me han acompañado desde niño, que en Cuba tiene la edad límite de 5 años. A partir de ahí somos pioneros, nos colocan un uniforme (el primero de muchos), una pañoleta al cuello y nos enseñan a REZAR “Pioneros por el Comunismo Seremos Como el Che”, (asesino, mercenario, terrorista, sádico, torturador y argentino). Perdemos la ingenuidad y asumimos varias responsabilidades, pero la principal, es ser los ojos de la revolución dentro de cada casa o sea denunciar a nuestra familia.
Me recuerdo del hijo de una amiga, bailarina clásica que estaba en una gira internacional, y por ese motivo, su esposo, profesor de francés en la Universidad de la Habana tenía que arreglársela todos los días entre su hijo y la Universidad. Cierto día cansado de tanto trajín comentó en la presencia de su niño: coño si viviera en un país de verdad tendría una empleada para ayudarme. El chico con la ingenuidad de sus 5 años, preguntó a su maestra al otro día, qué era un país de verdad. El resultado del comentario casero fue una citación para el padre comparecer a la escuela de su hijo a explicar que había querido decir con eso.
El adoctrinamiento político empieza borrando todo lo que nos enseñan en casa, porque la “patria potestad”, no es más de los padres, ahora pertenece a la nación, en nombre de un futuro mejor, que nunca llega o mejor dicho que sólo llegó para la cúpula que robó la democracia a medio siglo.
No quiero ese modelo para un continente tan frágil como el mío, y que a menos de 20 años fue asolado por guerras civiles que dejaron miles de muertos, torturados y heridos; mucho de los cuales recibían tratamiento médico en los mejores hospitales habaneros. Conflictos injustificables; provocados y estimulados por las políticas expansionistas de Moscú y La Habana, que apoyaban y mantenían financieramente a las guerrillas marxistas o troskistas (poco importaba su ideología), mientras Washington en la otra punta hacia lo mismo con los ejércitos de la región; en el medio del fuego cruzado, como siempre el pueblo. Todo supuestamente justificado por la llamada de Guerra Fría, uno de los periodos más triste de la humanidad.
Por suerte la mayoría de esas guerrillas depusieron las armas, entraron en la vida democrática de sus países y hasta consiguieron en las urnas lo que nunca irían alcanzar con las balas. El más nuevo ejemplo de eso es El Salvador, que eligió democráticamente como presidente a un integrante del antiguo Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), hoy convertido en partido político.
Cuando parecía que habíamos aprendido a vivir en sociedades democráticas, con una alternancia de poder establecida por cada constitución, donde todos los partidos tienen las mismas chances de victoria. Resurge el típico caudillo americano, aquél que ya creíamos extinto, proclamando que hará una revolución bolivariana, usando todos sus petrodólares para financiarla.
Una vez más La Habana, ve la posibilidad de retomar el fracasado proyecto de revolución continental; esta vez con Caracas como su mayor mecenas y con mucho más experiencia, prefiriendo las urnas a las armas. Empiezan estratégicamente a financiar las campañas presidenciales de sus vecinos en una clara intromisión en los asuntos internos de esos países, sabiendo que su principal carta de triunfo es el discurso populista, ya que gran parte de los habitantes del continente viven en condiciones miserables.
Con relativa facilidad sus candidatos vencen las elecciones libres en países como Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Paraguay. Ya en el poder, esos mandatarios inician la tan soñada revolución bolivariana, que no es más que el desmantelamiento de todas las instituciones democrática, empezando por censurar y cerrar cualquier emisora de TV, radio o periódico que discorde con sus ideas. Hasta el golpe final que radica en modificar la constitución de forma que les permita perpetuarse en el poder.
Era ese el guión que el depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya estaba siguiendo, sin respetar la decisión de senado que votó contra su proyecto de modificación de la constitución y de plebiscito popular, voto justificado por la consulta de los parlamentares a la máxima instancia judiciaria, la cual ratificó las cláusulas pétreas que prohíben tales modificaciones. Zelaya no respetó esas decisiones y fue a buscar apoyo en el ejército, donde tampoco lo consiguió, y en venganza destituyó a su jefe militar.
En medio a las riñas internas de Zelaya contra todos los poderes constitucionales, y en el día que se realizaría la “anticonstitucional consulta popular”, ya vedada por la justicia electoral, el ejército, con el apoyo del senado y del poder judicial, depone al presidente de la República. Es el pasado más vergonzoso regresando, los golpes de estados.
Por principios que siempre defendí, y que me llevaron a esté exilio soy contra cualquier ruptura democrática, mismo que en lo más hondo de mi ser me sienta aliviado al saber que Hondura escapó de la nefasta influencia de Caracas y La Habana.
No puedo apoyar algo que se aleje de la forma democrática de gobierno, porque no importa de qué tendencia ideológica sean los golpista, las dictaduras son iguales y en nada se diferencian si son de Izquierda o de derecha, simplemente son dictaduras, eso lo sé muy bien yo.
Por todo lo expuesto hago un pedido a la comunidad internacional, para que reaccione y condene con la misma fuerza que lo ha hecho en la crisis hondureña a la dictadura cubana. Es bueno recordar que él que se autotitula presidente cubano también tomó el poder con un golpe de estado que ya cumplió demasiados años. Que actualmente mantiene en sus cárceles a más de 250 presos de conciencia en condiciones infrahumanas. La isla es uno de los pocos lugares en el mundo, donde a mucho tiempo se realizan elecciones con un sólo partido político (el pluripartidismo es prohibido). No hay oposición legalizada, se impide la libre entrada y salida de su población, entre otras medidas bien distante de un país que se considere democrático.
Basta de tanta hipocresía, de condenar solamente a los golpista hondureños y celebrar a ritmo de salsa con los no menos golpistas cubanos. La ley debería ser la misma en ambos casos.

12 comentarios:

  1. Me das asco, no pasas de un gusano energúmeno. El CHE es un mayor héroe de la humanidad. Abajo las personas mediocres como tú. Viva la revolución cubana.

    ResponderEliminar
  2. "Ese tipo lo que quiere es atención, mira la cantidad de comentarios que ha generado, jajaja, déjalo cocinarse en su salsa, tu eres el administrador de tu blog, elimína ese comentario estúpido y punto."

    ResponderEliminar
  3. cero por cero es cero, javier, no hay vuelta de hoja. Y el tiempo esta de nuestra parte. La historia no los absolvera.

    ResponderEliminar
  4. Ihosvany Hernandez13 de julio de 2009, 19:09

    todo queda a tu elección, aunque verónica tiene razón... una respuesta no está de más.. mis saludos desde los magos, a la salud de los blogs

    ResponderEliminar
  5. Ahí lo tienes Azuquita, no tienes que buscar más... Está enfermo ese muchacho.

    ResponderEliminar
  6. Ramon Ignacio Villavicencio13 de julio de 2009, 19:13

    Javier...estoy de acuerdo con Veronica. Aqui en facebook hay muchos necios y mediocres que solo quieren hacerse sentir y tener destaque en su jueguito de ser y no ser. Tu eres dueno de tu blog y solo tu puedes administrarlo. Continua. Reafirma y manten tu criterio y nadie te podra dividir. Boa sorte e pra frente. Aquele abraco.

    ResponderEliminar
  7. ESCOMBROS HABLANEROS13 de julio de 2009, 19:20

    Mis amigos como ya dijo Martí, desde todas las orillas “Tiene el leopardo un abrigo en su monte seco y pardo, yo tengo más que el leopardo, porque los tengo a ustedes” Gracias mis queridos, y tengan seguridad que los ESCOMBROS HABLANEROS seguirán cayendo sobre todos los que se esconden en el anonimato. Abrazooos

    ResponderEliminar
  8. Teodoro Thielen De Paula13 de julio de 2009, 19:25

    No, seguramente es alguien que no vive la realidad cubana. No entenderá.

    ResponderEliminar
  9. Muito válida sua exposição, Javier!

    ResponderEliminar
  10. Estou aqui para fazer-lhe uma proposta, que eu considero interessante.Também sou TOP 100 e estou concorrendo na categoria VARIEDADES e estou na campanha "UM VOTO POR UM VOTO".O legal disso tudo é essa interação,eu conheço seu blog e vc, o meu.
    Já votei no seu e sei que também que receberei seu voto.Obrigada

    ResponderEliminar
  11. ESCOMBROS HABLANEROS16 de julio de 2009, 14:59

    Kinha,
    Votarei no seu agora mesmo. Muito Obrigado

    ResponderEliminar
  12. Cristina Elena Araujo17 de julio de 2009, 3:56

    Ignorar los comentarios no es la mejor cosa en estos casos, respetar la opinion de otros es de clase y educacion. Seguir escribiendo tu opinion hasta que tus manos no puedan ya moverse, es la mejor opcion. Si tu crees que lo que escribistes es lo que sientes por tu experiencia vivida, sigue haciendolo. En el futuro las personas que lean tus escritos se daran cuenta que lo que nosotros pasamos solo nosotros podremos entenderlo y aquellos que hayan tenido experiencias parecidas. Escribe que los que te entendemos, lo apreciamos. Besos para ti

    ResponderEliminar