lunes, 8 de junio de 2009

JAVIER IGLESIAS: POEMAS

BIEN CERCA DE MI LETRA
Esta ciudad que sabe de sequías
agoniza de parques y palomas.
Muere en el azul Darío
nostalgia de un instante.
Conoce de estatuas frías y cansadas
sin flores ni futuro.
De basureros Tomás Sánchez
y calzada con nombre de libro,
sucia y seca de alegría.
Ella que camina pupila dentro
junto a la mujer que está
del otro lado de mis manos,
bien cerca de mi letra.
No sabe que los días
son el almanaque de la distancia
cuando mi calle poblada de silencio
no entiende por qué grabo
tu nombre en las nubes
para después abrazarme desnudo
al aguacero
despertar rocío
sobre un pétalo de asfalto.
Y saber que para cada esquina
hay un recuerdo.

INFANCIA SIN MEMORIA
Se cayó mi casa
(Lourdes me contó)
el pasado se convirtió en escombros
como muro de un antiguo país.
La calle Florencia, no es más la misma
falta el caserón y la mata de mango.
Se derrumbo mi infancia, y yo no estaba,
tampoco tío Sito.
Ya no existe el lugar de mi primera elegía
el jardín-laberinto sin espinas.
Se cayó la casa mía, la que conoció ciclones
y enterró la familia.
ENIGMA
Cada día pierdo algo que no tengo,
que no me pertenece,
una palabra, el no-trabajo
mi vista que ya no alcanza y pide descanso
una caricia no dada ni recibida.
Una esperanza en pedazo, un sueño roto,
un encuentro que cambio mi vida,
una familia que mal me quiere.
La hija que nunca tendré
mi cuerpo bicéfalo entre pasado y hoy
la pregunta que me acompaña,
continúa, no tiene fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario