miércoles, 13 de mayo de 2009

DURO OFICIO EL EXILIO

Hay dos tipos de exilio, parece categórica la afirmación (pero sólo es mi experiencia personal). Uno económico y otro político; en el primero existe una democracia en su país, democracia que no consigue solucionar los problemas. La economía no es sólida ni creciente, lo cual obliga a sus ciudadanos a emigrar con el objetivo de mejorar de vida, pero siempre con la esperanza de guardar dinero para un día regresar a su país y montar un negocio, ese emigrante enfrenta muchos problemas: buscar trabajo en una nación desconocida, aprender otro idioma, esconderse de la emigración, pero en el peor de los casos tiene un lugar para regresar, que puede no ser perfecto, pero es un lugar (su lugar).
El otro exilio es del que ESCAPA (presten atención en el verbo), porque simplemente no puede seguir viviendo en su país por PENSAR, el mayor crimen cometido dentro de una dictadura; entre esos refugiados hay dos Sub-categorías: El de “La Dictadura de Derecha”, condenada por todo el universo. Occidente adora publicar sobre ese tipo de dictadura, sus desterrados son recibidos en todo el mundo como héroes, cosa que creo justa. Generalmente ésas dictaduras son capaces de satisfacer las necesidades financieras de la población, son economías emergentes, con el impedimento de la falta de democracia, uno de sus mejores ejemplos es Chile, país que salió de una economía atrasada hasta los años 70, y hoy es la economía más sólida de América del Sur, lo cual no justifica las matanzas de Pinochet. La otra es “La Dictadura del Proletariado” (países socialistas Cuba, Corea del Norte, quizás China y Vietnam), sus exilados son tratados de forma diferentes, son traidores, que renunciaron al bienestar común, no merecen respeto. Occidente necesita de ésa otra dictadura para pensar que la utopía aún existe; son los formadores de opinión desde su cómodo modo de vida que se creen capaces de perdonar una dictadura que en nada se diferencia de las más feroces. Uno de los mejores y más viejos ejemplos es Cuba, cuyo Dictador Fidel Castro, es el gobernante con más tiempo en el poder, 50 años sin elecciones libres, la mayoría de esos formadores son generalmente de pensamientos Trotskista o Marxista, pero con moneda capitalista (muchos dólares y Euros). Ésa ideología fracasó por la falta de libertad, es muy romántico lo escrito y muy diferente su práctica. Las dictaduras comunistas conducen a sus países a una miseria generalizada, veamos algunas cifras de la destrucción a la que llevó a Cuba, el desgobierno liderado por la dinastía de los Castros.
La isla era en 1958 el tercer país de América Latina con mayor solidez monetaria por sus reservas de oro, dólares y valores convertible. En la actualidad el peso cubano no tiene prácticamente ningún valor (25 pesos por 1 dólar)existiendo dos monedas: el peso con el cual el gobierno paga a los trabajadores y con el que solamente se puede comprar los producto suministrado a través de una libreta de racionamiento, y el “CUC” Célula Unitaria Convertible, algo que todo extranjero con dólares americanos es obligado a cambiar con un gravamen de 20% y con el cual se puede comprar todos los artículos que supuestamente no se podrían adquirir por el bloque estadounidense. La nación tenía la inflación más baja de Latinoamérica con 1.4%. La media era de México con 7.8 y la más alta era la de Bolivia con el 63 %. La inflación citada, no pudo ser lograda en ninguna época posterior a 1959 a pesar de los fabulosos subsidios recibidos durante dos décadas de la Unión Soviética.En el consumo de calorías en 1958, ocupaba el tercer lugar en América Latina con 2,682 percápitas al día superaba en un 10% lo que establecía la FAO. Con un 95% de tierras cultivables antes de 1959, existía una alta productividad del campo y lo curioso de esto es que después de la toma del poder por el gobierno castrista, se produjeran hambrunas que duran hasta hoy. Una de las peores fue en la década de 90 (llamada de “Periodo Especial”, a los dictadores les encantan colocar nombre, para sentirse encima de esos nombre), llegando a provocar enfermedades carenciales en miles de personas dejándolas ciegas, invalidas o con permanentes dolores en las extremidades (como ven soy un sobreviviente o peor un testigo de esos crimenes, algo que horroriza a las dictaduras). Cuando en aquella época el Doctor Ferry, Ministro de Salud Publica le expresó al “Coma Andante en Jefe” que era un problema de escasez alimentaria, aquello que parecía una epidemia, fue destituido personalmente por Castro.La prostitución en Cuba antes de 1959 era de un total de 10 mil prostitutas, las cifras actuales rondan las 100 mil, lo que la sitúa en el primer lugar en América y en el lugar 10 a nivel mundial, sólo superada por los países asiáticos con Tailandia a la cabeza. Y es curioso, antes de 1959, la prostituta, eran las prostitutas del cubano, por nacionalismo genital y porque no tenían necesidad de acudir al extranjero... ya que el dólar era 1 a 1. Si alguna vez Cuba fue el burdel del mundo, es en la actualidad.A pesar de todo el esplendor económico o tal vez por ello había libertad de ir y venir, de hablar mal o bien del gobierno, un gobierno corrupto y también dictatorial, pero menos sagaz que el actual, servir a una potencia extranjera (Estados Unidos), y con una mala distribución de renda. Todo eso contribuyó para que una parte de la población menos favorecida guiada por el “Pandillero en Jefe” (hijo bastardo de terrateniente, que uso de todas las comodidades de una familia millonaria) empezara a manifestarse contra aquel régimen del otro aprendiz de dictador Fulgencio Batista, del cual Castro aprendió que era necesario sustituir a la antigua metrópolis por otra potencia, esta vez comunista (la por suerte extinta Unión Soviética), los resultados de esa historia ya los estamos recogiendo, y no es necesario enumerarlos después de la exhaustiva lista presentada.
Muchos se preguntaran por qué no sucede lo mismo ahora que la situación de hambruna se convirtió en una enfermad endémica, es simple, falta todo (menos represión) y principalmente la libertad de hablar mal o bien del gobierno, recuerden que con hambre no se piensa sino en como llenar el estomago, el grito queda para después, ahora sólo oiremos el silencio de los inocentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario